Viajar a, escapadas, diarios y experiencias de viaje.
 
ÍndiceCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseFacebookTuentiConectarse

Comparte | 
 

 Escapada a Sudáfrica 2008

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Nymeria
Es hora de volver a casa?
Es hora de volver a casa?


Cantidad de envíos : 4110
Edad : 38
Localización : Santiago de Compostela
Fecha de inscripción : 28/09/2008

MensajeTema: Escapada a Sudáfrica 2008   Jue 2 Oct 2008 - 10:45

Os cuelgo de nuevo el Diario de Sudáfrica, país al que fui en teoría en viaje de "negocios", pero donde al final pude aprovechar casi 4 días para ver cosillas por allí. No pude ir al Kruger (ya hubiera sido demasiado!!), pero lo pasé genial!

Lo que hice en mis días libres fue esto:
- Día 6- Safari por el Parque Nacional de Pilanesberg
- Día 7- Johannesburg y Soweto. Vuelo a Cape Town
- Día 8- Ruta por la península del Cabo hasta el Cabo de Buena Esperanza
- Día 9- Cape Town. Zona de Waterfront y centro

Mapa con el itinerario:



Os dejo también algunas fotillos como aperitivo:


Familia de elefantes en Pilanesberg


Jirafa y ñu en Pilanesberg


Tienda de medicina tradicional africana


Cape Point. Más allá del horizonte, sólo la Antártida...


Pingüino cerca de Simon's Town (Peninsula del Cabo)

_________________
Una flor con una margarita en la cabeza xDDD

留得青山在,不怕没柴烧. 我主宰自己的命运...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://spaces.msn.com/lolyvilloch
Nymeria
Es hora de volver a casa?
Es hora de volver a casa?


Cantidad de envíos : 4110
Edad : 38
Localización : Santiago de Compostela
Fecha de inscripción : 28/09/2008

MensajeTema: Re: Escapada a Sudáfrica 2008   Jue 2 Oct 2008 - 10:55

Día 4 de mayo. Santiago-Madrid-Johannesburgo

Había ido a pasar el finde con mis padres a Coruña, así que comí temprano y salimos hacia el aeropuerto, donde facturé con algo más de 2 horas de antelación (como era la vuelta del puente, nos habían avisado de que habría overbooking), luego bajé a la ciudad para pasar por casa un momento y coger dos cosillas que se me habían olvidado, y regresé a Lavacolla para encontrarme con mis compañeros de viaje. Me despedí de mis padres y de Jorge, que vinieron a acompañarme, y salimos hacia Madrid. Durante los viajes de trabajo normalmente vamos sentados siempre separados, así que aproveché para ir leyendo y haciendo unos trabajillos del Master. Al llegar a Madrid vi que tenía mensajes de Carlos y David, así que les llamé y quedé con ellos. Bajé con dos de mis acompañantes hasta el metro y nos despedimos hasta la hora de pillar el vuelo internacional a Johannesburgo, tenía 6 horitas en Madrid y no iba a desaprovecharlas!

Al cabo de media hora o así me encontraba con Carlos y Sonia, hacía ya como año y medio que no nos veíamos y tenía muchas ganas de volver a estar con ellos, hablar de sus increíbles viajes por el mundo (ellos dos son, junto con el brasileño Anderson –a quien conocimos en el viaje a China y Tibet-, mis ídolos :P), de nuestras vidas, etc. A ellos los conocimos en Egipto, el primer día de nuestro viaje, en Luxor, y nos pasamos el resto de los días con ellos; ese viaje fue genial en gran parte gracias a ellos dos ;). Fuimos a una heladería y estuvimos bastante rato hablando de mil cosas. Me contaron anécdotas de sus viajes a Borneo y Venezuela, vaya pasada de rutas se marcaron... y me dieron muchas ganas de ir! Sobre todo a Indonesia...

Al cabo de un ratillo me llamó David, que acababa de salir de currar, y pillamos el coche para ir hasta donde estaba, muy cerca del templo de Debod. A él también hacía tiempo ya que no le veía, y me encantó poder volver a encontrarnos allí. Nos tomamos algo en un bar y nos enteramos de que el Madrid había ganado la liga... mierda! habría mucho atasco para ir al aeropuerto, y muchas calles estarían cortadas. Luego Carlos y Sonia se fueron pronto, para evitar el atasco, y me fui a cenar con David, hablamos de mil cosas y después fuimos dando un paseo hasta donde tenía el coche. Por culpa del fútbol no me podía acompañar al aeropuerto, pero me acercó a una boca de metro. Nos despedimos y bajé. En teoría el metro pasa cada poco tiempo, pero tuve que esperar un ratito antes de que pasase alguno. Tenía que hacer un cambio antes de enlazar con la línea del aeropuerto, pero cuando llegué a la parada en cuestión casi me desespero... estuve como 20 minutos esperando, no pasaba ninguno! Me empecé a agobiar pensando que podría llegar tarde a mis compañeros de viaje... por suerte, al final pasó uno. Cuando por fin llegué a Barajas, iba ya casi corriendo, pasé los controles a toda ostia y pillé el trenecito a la terminal satélite, todo en tiempo récord. Total, que cuando llegué aún estaban empezando a embarcar, había llegado a tiempo! uff...

Subí al avión, coloqué mis cosas y me fijé en la ruta que seuiríamos. Al cabo de un rato volamos sobre mi amada Argelia, que se veía diminuta, allá abajo, donde las luces de Orán destacaban en la oscuridad, y luego continuaríamos sobrevolando Níger, Camerún, Rep. Centroafricana, Congo, Angola...

A continuación me introduje en la apasionante doctrina de Buddha y los bodhisattvas, hasta que me cansé de leer rayadas budistas, y después de la “cena” que nos dieron me pasé a “El Ocho”, de Katherine Neville. Ponían un par de pelis, pero no me apetecían demasiado. Cuando por fin iba a retomar la filosofía budista, apagaron las luces para que pudiésemos dormir. ohhhh, qué pena!! Buddha tendría que esperar! xDDD Por suerte, la señora que tenía al lado encontró a unos conocidos y se cambió de asiento, así que tuve dos para mí sola. Cogí la manta, me acomodé en el asiento, me la eché por encima y busqué una postura cómoda, que tras hacer un pequeño ejercicio de contorsionismo encontré sin mucha dificultad... y me quedé profundamente dormida.

Día 5 de mayo. Johannesburgo

Encendieron las luces y me desperté poco a poco. Había dormido aceptablemente, y probablemente más horas seguidas que en casa últimamente. Abrí la cortinilla de la ventana y miré hacia abajo. Volábamos sobre África, qué emoción! El paisaje que se veía era bastante árido, típicamente africano, surcado de pronto por algún gran río en medio del ocre continuo que inundaba todo. Estaba sobre Angola, ese país por el que siento tanta curiosidad desde que leí “Un día más con vida”, del gran Kapuscinski... Nos trajeron el “desayuno” (qué mala es la comida en los vuelos de Iberia!), y mientras comía algo entrábamos en territorio de Botswana. Se veía un río muy grande cortando el paisaje, zonas más verdes... sería el Okavango? Al poco rato empezamos a descender y apareció Sudáfrica, por fin. No era como imaginaba: valles fértiles y verdes, pequeñas sierras de colinas, algunas zonas de sabana y paisaje típico africano... Se veían también ciudades, pero parecía menos África que la África que acabábamos de sobrevolar. Y es que, como pronto comprobaría, Sudáfrica es en parte África y en parte occidente, formando una mezcla extraña a la que cuesta acostumbrarse, como una pieza mal encajada en un puzzle.

Media hora después aterrizábamos en Johannesburgo. La gente se apretujaba para abandonar el avión, y se escuchaban conversaciones de todo tipo. Por desgracia, abundaban aquéllos que iban a Sudáfrica para cazar fauna salvaje, incluso elefantes... no sólo iban a este país, sino también a los colindantes, pero es mucho más cómodo volar a Johannesburgo y moverse desde allí. Al bajar, veo a un “simpático” personaje, nada menos que Álvarez Cascos, de incógnito con una rubia, hombre de infausto recuerdo para nosotros desde el desastre del Prestige y tantas otras tropelías de su gobierno. Preferiría haberme encontrado con Lenny Kravitz :P en fin...


Aterrizando en Johannesburgo

Al llegar a la zona de control de pasaportes todo es bastante sencillo. El visado es gratuito y te lo estampan en el momento, no lleva ni un minuto. Sólo tienes que tener pasaporte con validez mínima de 6 meses y al menos 2 hojas libres en él. Me reuní con mis compañeros y pasamos juntos los controles. Luego fuimos a recoger el equipaje... pero tras mucho esperar comprobé que había salido el de todos, menos el mío! Vaya gracia... la primera vez en mi vida que me perdían la maleta, y aún encima, por culpa de llevarme tanto libro para los trabajos en el equipaje de mano, sólo tenía para cambiarme la ropa interior y poco más... :S Y tenía una reunión de negocios en un rato, en el elegante distrito-pijo de Sandton. Mierdaaa!! Salimos a la zona de llegadas y estaban esperándonos los que nos harían los transfers al hotel. Fuimos un momento a cambiar dinero y en cuanto estuvimos todos salimos. El hotel que teníamos era el Balalaika, en Sandton, y lo primero que nos dijeron fue que no debíamos ir solos a ningún sitio, y que para ir al centro comercial cercano debíamos pillar un taxi después de las 6 de la noche (está a poco más de 5 minutos andando!).


Aeropuerto de Johannesburgo


Sandton town

Fuimos a hacer el check-in, y nos dicen que aún no tienen listas las habitaciones, sólo tenían 2!! Y éramos 7. Yo les dije que esperaba, total no tenía maleta ni nada, y quedé en volver luego. Los demás se apañaron como pudieron, y yo llamé para ir a mi cita institucional, en vaqueros y camiseta, y con mi mochila al hombro. Vamos, imposible un atuendo más apropiado... Se me ocurrió ir andando y me perdí, así que al final vinieron a buscarme. Por la calle se puede observar un curioso espectáculo, hay por todas partes pequeños puestos de negros donde venden comida y cosas básicas, y mucha gente sin hacer nada, sólo paseando o viendo pasar la vida, es bastante triste. No sentí en ningún momento sensación de inseguridad, pese a lo que me habían advertido. Luego llegaron a buscarme, y me fui a mi reunión.

Por suerte todo fue bien, aunque todo cristo iba súper arreglado y de traje menos yo, pero todos entienden que si te pierden la maleta no puedes hacer nada, así que no le dieron mayor importancia. Me contaron muchas cosas sobre el país, que están en la base de los recientes disturbios xenófobos. En el país hay un 40% de paro, y por supuesto la enorme mayoría de las personas que están en ese porcentaje funesto son negros abocados a la pobreza... Las recientes leyes que se han ido aprobando no han servido de mucho, porque aunque se intenta que haya igualdad de oportunidades, esa igualdad no es real, y a mucha gente le faltan recursos y educación para poder tener realmente las mismas opciones que un blanco. Así que la situación se perpetúa. A este problema se suma el de la inmigración, pues aunque hay pobreza y desigualdad Sudáfrica es la gran economía del África austral, y ello provoca que todos los años mucha gente de desplace de otros países más pobres hasta allí para intentar ganarse la vida. Los propios sudafricanos pobres los ven como una gran amenaza, porque si no tienen trabajo para ellos y viene más gente a competir por los mismos puestos, se lo ponen aún más difícil. Yo entiendo a ambas partes, tiene que ser muy duro no poder sacar adelante a tu familia y que tus niños se mueran de hambre, así que cualquier decisión desesperada es comprensible, aunque muchas veces no sea del todo justificable.


Puestos callejeros

Al final les pregunté cómo conseguir transporte a Pilanesberg para el día siguiente, y me dijeron que había una pequeña agencia de viajes que funcionaba bien (desgraciadamente, hay muchas poco fiables), donde me podrían conseguir un coche con conductor en tiempo récord (eran ya las 4:30 de la tarde, y a partir de las 5 todo se para). Uno de ellos me acercó en coche para que no fuera sola (aunque estaba también a 5 minutos!), y la encontré rápidamente. Entré, hablé con Adri, una señora majísima que enseguida me solucionó todo, y pillé el coche con conductor para el día siguiente. Después regresé al hotel, que estaba justo al lado, y por fin me dieron mi habitación. Estaba muy bien, pero sigo viendo innecesarios tantos lujos... tenía bañera, ducha aparte, una cama como para 4, una zona para trabajar, etc. El contraste con la pobreza que había visto fuera no podía ser más desolador. Descansé un buen rato y luego bajé para encontrarme con los demás, habíamos quedado a las 7 para cenar.


Habitación del hotel Balalaika

Aunque Sudáfrica es un país barato, yendo con gente de empresas, obviamente, tenía que ir a otro tipo de restaurantes distintos a los que yo iría en un viaje por libre. Elegimos uno de comida africana, muy chulo, donde tenían platos típicos y estaba decorado de una forma muy auténtica, en plan “african casual&cool”, molaba mucho. Estaba en la Plaza Nelson Mandela (hombre omnipresente en el país), y los camareros llevaban la cara pintada; les preguntamos si nos pintaban a nosotros también xDD, nos dijeron que sí y entramos :P Yo pedí de primero una sopa de calabaza y garbanzos, y de segundo unos calamares con un arroz extraño que estaba delicioso. De postre, una especie de pastel de arroz y vainilla con helado y fruta, que estaba buenísimo.


Plaza Nelson Mandela


Mi cenita


El postre, de aspecto extraño pero sabroso

Mientras cenábamos, nos hicieron magia, nos pintaron la cara, y nos ofrecieron café etíope. Luego pasaron unos chicos tocando unos djembés, que lo hacían de puta madre, pero para cenar eran un poco estruendosos, no se podía hablar ni nada. En resumen, la cena estuvo genial, aunque fue carilla (en general, me gasté unos 26 € de media en cada cena con esta gente).


Restaurante




Qué pintas! xDD

Después dimos una vueltecilla por el centro comercial que está al lado, y volvimos al hotel. Aunque nos habían dicho que cogiéramos un taxi, pasamos, total estábamos a 5 minutos y éramos 7... Pronto llegamos al hotel y dos de mis compañeros me dijeron que al día siguiente al final no tenían reuniones, que si se podían venir conmigo. Yo les dije que por mí no había problema, y luego me fui a la habitación, donde puse los 3 despertadores para las 6 (por nada del mundo me hubiera perdido ir de safari!) y estuve un buen rato leyendo historias budistas, hasta que me quedé sopa encima de los libros.

_________________
Una flor con una margarita en la cabeza xDDD

留得青山在,不怕没柴烧. 我主宰自己的命运...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://spaces.msn.com/lolyvilloch
Nymeria
Es hora de volver a casa?
Es hora de volver a casa?


Cantidad de envíos : 4110
Edad : 38
Localización : Santiago de Compostela
Fecha de inscripción : 28/09/2008

MensajeTema: Re: Escapada a Sudáfrica 2008   Jue 2 Oct 2008 - 12:21

Día 6 de mayo de 2008- Pilanesberg National Park

A las 6 las 3 alarmas empezaron a montar estruendo y me desperté enseguida... tenía ganas de quedarme más rato entre las sábanas, pero entonces recordé, hoy iba a ver elefantes y bichos diversos! Así que salté de la cama, preparé una mochila pequeña y al cabo de un rato bajé a desayunar. En el salón de desayunos estaban ya Francesc y María José, que al final se vendrían conmigo. Desayunamos juntos, subí a la habitación un momentito a coger mis cosas y enseguida estuvimos todos listos abajo para salir pitando.

A las 7 llegó nuestro conductor con el 4x4 que nos llevaría a Pilanesberg, era un hombre blanco de ascendencia holandesa, como la mayoría de la gente con la que acabas tratando en el país (por desgracia, casi todo el poder y los recursos se concentran en manos de la minoría blanca, ya sea de origen holandés o británico), bastante majo, que luego nos explicaría muchas cosas sobre la fauna sudafricana. Como ya estaba todo listo salimos enseguida hacia el parque. Lo peor fue salir del descomunal caos que es Johannesburgo, había coches por todas partes pugnando por hacerse con un hueco en la carretera y la circulación se ralentizaba de forma considerable. Nos sorprendían los concesionarios que veíamos a ambos lados, llenos de coches ultra lujosos, que contrastaban enormemente con los cruces llenos de población negra sin nada que hacer, en la pobreza, que vagaban en busca de un trabajo con el que ganarse el sustento diario, era bastante triste. Por fin, salimos de los arrabales de la ciudad, en los que aún se veían grandes grupos de chabolas, y entramos en carreteras normales, en mejor estado de lo que cabría esperar; en una de ellas había un parque de felinos, aunque éstos estaban en cautividad; y también nos llamaron poderosamente la atención una granja de cocodrilos y otra de avestruces que vimos junto al camino. Las de avestruces luego descubriría que son muy comunes, al parecer su carne es muy sana, no tiene apenas grasa y es sabrosa (cosa que no tuve oportunidad de comprobar, ya que no como carne :PP); pero de cocodrilos fue la única que vi en los 4 días.

Continuamos nuestra ruta, entre enormes campos sembrados de girasoles, y paramos un momento a comprar algo para beber en una estación de servicio. Pilanesberg no está al lado de Johannesburgo, sino que hay que conducir más de dos horas para llegar, se hace un poco largo pero vale la pena. Al cabo de un rato pasamos ante Hartbeespoort, ya estábamos en la provincia de North West, o “provincia de platino” (de las minas que se han hallado en la zona se extrae la mayor parte del platino del planeta, de ahí el nombre). Junto a la ciudad se encuentra una pequeña cordillera montañosa, Magaliesberg, considerada la cuna de los primeros homínidos, y que es Patrimonio de la Humanidad desde hace ya unos cuantos años. Entre los primeros occidentales que llegaron aquí en el siglo XIX estaba el famoso Livingston, que estuvo explorando la zona durante algún tiempo. Hartbeespoort ha prosperado gracias al gran lago artificial que ocupa todo el valle, creado tras la construcción de la presa, y es un típico lugar al que los sudafricanos con pasta de Pretoria y Johannesburgo van a pasar el fin de semana y hacer deportes acuáticos.


Magaliesberg

Siguiendo hacia Pilanesberg empezamos a comprender por qué le llaman la Provincia de platino a esta zona; por todas partes se veían grandes montículos en la tierra, acompañados de máquinas extractivas, que venían a ser las famosas minas. Había muchísimas! Y eso que sólo vimos una mínima parte de la provincia al atravesarla con el coche...

Casi llegando al Parque está Sun City, una especie de engendro turístico que a alguien se le ocurrió plantar en medio de Sudáfrica, en plan gran resort para pijos con palacios incluidos. Vamos, un horror; y lo peor es que hay mucha gente que pasa sólo medio día en el parque para poder estar unas horas en ese lugar ultra hortera... :S en su origen estaba en un territorio independiente donde se podía hacer todo lo que durante el apartheid estaba prohibido por inmoral, proliferando los casinos, clubs de striptease y demás. Con el fin del régimen se reintegró en Sudáfrica, y siguió siendo una especie de Las Vegas en medio de la nada. Curioso, sin duda. Nosotros pasamos al lado, pero no quisimos ir.

Por fin, tras un buen rato de carretera, llegamos a una de las puertas de Pilanesberg, Kwa Maritane. Ahí se especifican las normas del parque (no se puede salir del coche, pues es muy peligroso debido a que los animales están en libertad y en estado salvaje; y no se pueden introducir armas, algo que tienen que dejar claro, pues mucha gente va a este tipo de países con intención de matar animales inocentes). Y, por fin, entramos.


Mapa del parque

El parque está situado en el cráter de un antiguo volcán apagado, con una serie de colinas concéntricas y algunos pequeños lagos a los que acuden a beber los animales. La verdad es que al principio aquello no podía ser más desalentador... los bichos estaban ahí fuera, como en Expediente X, pero no había ni rastro de ellos! Claro, andaban a su bola por el parque, y no siempre es fácil verlos... Íbamos a hacer un itinerario circular, empezando por el lado este, subiendo y bajando por último por la zona oeste. Le preguntamos al conductor y nos respondió que, obviamente, ver a los animales era cuestión de suerte, que alguna vez había ido gente queriendo ver elefantes y no habían visto ni uno en varios días... Luego añadió que en esta época la hierba solía estar alta, por lo que los felinos serían casi imposibles de ver, pero que esperaba que se pudieran ver muchos otros animales igualmente. Bueno, me hubiera encantado ver leones o, sobre todo, guepardos, pero qué se le iba a hacer... los elefantes me fascinan, y nunca había visto uno en libertad! Así que había que ser optimistas, seguro que vería elefantes! Crucé los dedos...


Al principio, nada de nada, sólo hierba y más hierba...


Lago Mankwe

Atravesamos la zona de Tshephe, al principio sin ver nada... luego, de repente, los primeros bichos, esta vez aves, una especie de perdices gordas que picoteaban entre las hierbas junto al camino. Minutos después, divisamos unas cebras, pero un poco lejos de donde estábamos. Después, un pequeño grupo de babuinos... ya era algo! La cosa se ponía interesante. Pasamos junto a un lugar donde normalmente acuden a beber muchos mamíferos, pero aquello estaba desierto. Luego, otro tramo más viendo sólo las grandes praderas de hierba color ocre, flanqueadas por las colinas verdes del parque, hasta que vimos un grupillo de gallinas de Guinea, muy chulas, con sus cabecitas azules, sin inmutarse apenas ante nuestra presencia.


Gallinas de Guinea

Y de pronto... una jirafa! Casi salto del asiento con la emoción... era tan bonita! Estaba comiendo en medio de unos árboles, lo que no dejaba verla muy bien, pero flipé mucho. Y justo después, de repente, vemos un elefante un poco más lejos, y nuestro conductor nos dice que puede acercarse casi hasta estar al lado!! (sin salir del camino, eso sí, que tampoco es cuestión de estropear el hábitat donde viven los animales) ayy! casi le doy un beso! :PPP Nos llevó justo al lado de donde había no uno, sino dos elefantes, comiendo tranquilamente. Qué emoción! Sólo quien me conozca bastante se podrá imaginar lo que significó para mí ese momento, lo que sentía era muy intenso... tenía a uno de los elefantes justo a mi lado, qué pasada!!! Era tan bonito, tan majestuoso, con su piel llena de pequeñas arrugas que le daban aspecto de sabiduría... es indescriptible lo que se siente en un momento así...


El primer elefante...

Después de un rato continuamos, pues aún quedaba mucho parque por ver, hasta llegar a la parte central, donde está el lago Mankwe. Alrededor de esa zona empezamos a ver varias especies de antílopes, como los kudus, las gacelas o los impalas. Yo flipaba con todo, y hacía fotos a todo bicho viviente (eso sí, la mayoría de esas fotos son en plan “busca a Wally” xDD). En algunos tramos no se veía gran cosa, pero enseguida volvíamos a ver animales, se me pasaba el tiempo volando... hubo un momento en que el conductor nos dijo que haríamos una pequeña parada para estirar las piernas, en un recinto vallado junto a una pequeña laguna, donde a veces era posible ver algún animal. Cuando bajamos, me acerqué a la zona de la valla, y flipé aún más... había nada menos que 4 jirafas y un par de ñus!!! Por allí pululaban también unas cuantas gallinas de Guinea, pero no les hice mucho caso a las pobres, estaba demasiado hipnotizada mirando a las jirafas, eran tan hermosas! Es increíble lo que pueden llegar a agacharse, a veces parece que se van a romper, dan una cierta sensación de fragilidad, pero en realidad son muy flexibles. Casi me tienen que arrancar de allí para seguir la ruta, me hubiera quedado ahí horas sólo contemplándolas...


Las jirafas!!




Ñus


Lago Mankwe

_________________
Una flor con una margarita en la cabeza xDDD

留得青山在,不怕没柴烧. 我主宰自己的命运...


Última edición por lolyvill el Dom 19 Oct 2008 - 1:10, editado 2 veces
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://spaces.msn.com/lolyvilloch
Nymeria
Es hora de volver a casa?
Es hora de volver a casa?


Cantidad de envíos : 4110
Edad : 38
Localización : Santiago de Compostela
Fecha de inscripción : 28/09/2008

MensajeTema: Re: Escapada a Sudáfrica 2008   Jue 2 Oct 2008 - 12:22

Día 6 de mayo de 2008- Pilanesberg National Park (2ª parte)

Continuamos hacia la zona de Bakubung; por el camino tuvimos la suerte de ver primero a un grupo de kudus con crías, y luego a una pequeña manada de impalas, cruzando el camino ante nosotros. Los impalas son súper chulos, me encantaba la forma de moverse que tenían, tan grácil, parecía que no pesaran nada... Poco después, en un pequeño lago, vimos hipopótamos, yo los había tomado por piedras! Al parecer, todos los años hay alguna muerte porque alguien confunde algún hipopótamo con una piedra y su ataque es terrible... y letal :S


Kudus


Impalas

Luego vimos más jirafas, antílopes e incluso un facócero! (para aclararnos, es la especie de Pumba, en el Rey León). Y al meternos por un camino secundario, aparecieron dos enormes rinocerontes blancos! Qué emoción! Yo flipaba, y mis compañeros de viaje también, no sé si más con los bichos o conmigo, por lo mucho que flipaba en todo momento xDD Estuvimos un rato contemplándolos, hasta que se alejaron con sus pesados pasos en dirección al interior del parque. Luego vivimos un momento gracioso, porque un saltamontes enorme se nos coló en el coche, y sudamos para echarlo, pero el pobre se asustaba al verse atrapado y le había que ayudar.


Rinoceronte blanco

Poco después fuimos a un pequeño lago, donde había dos elefantes bebiendo, y observamos a una gran manada que se acercaba a lo lejos, creíamos que también en dirección al agua. Esperamos un ratillo, infructuosamente, y como se paraban cada dos por tres y no parecía muy claro que se dirigieran allí, seguimos nuestro camino.


Elefantes bebiendo

Pasó otro rato sin ver casi nada, salvo algunas aves y otro lago, y de repente, cuando ya íbamos a salir del parque un momento para ir a comer, aparece la manada de antes!! Dioss eso sí que fue increíble!!! Vaya momentazo... nunca pensé que podría flipar tanto con un animal, pero los elefantitos pequeños son los seres más abrazables y hermosos que he visto nunca... en ese momento me enamoré de ellos para siempre! Debía haber unos 10 elefantes en total, entre machos, hembras y crías. Algunas de las crías eran aún muy pequeñas, querían pararse todo el rato para intentar mamar, alguno se sentaba para llamar la atención y tenía que venir su madre a empujarle suavemente con la trompa hasta que el pequeño díscolo se levantaba y comenzaba a caminar de nuevo. Vamos, todo un espectáculo, y un privilegio haber podido contemplarlo. En un momento dado, la manada giró y se dispuso a cruzar el camino, encabezada por un gran elefante que pasó justo a mi lado, lo tuve a menos de 2 metros... fue impresionante poder verle tan cerca.


Familia de elefantes


Ese pequeñajo es lo más abrazable que he visto en mi vida... icon_liebhab





Era un poco tarde, así que el conductor decidió no esperar a que cruzasen todos, porque eran muchos y se paraban demasiado por culpa de los pequeños; y con gran pesar por mi parte, que me hubiera quedado allí aunque fuera atada a un árbol, nos dirigimos a comer al Bakubung Lodge (ya fuera del recinto, pero pegado a Pilanesberg), donde podíamos elegir un menú. Yo pedí pescado con patatas, que estaba bastante bueno, un zumo y un postre de chocolate (cómo no!). Alrededor de nosotros había árboles, en los que se posaban unos pájaros muy graciosos, con unas crestas muy raras, y otros más pequeños, que se acercaban a ver si pillaban algo para comer. En cuanto acabé fui a mirar si se veía algún animal al otro lado, en la parte que pertenecía al parque, y efectivamente había un montón de cebras! Luego volvimos a entrar, y vimos más jirafas de cerca, pájaros, cebras y, por fin, hipopótamos un poco más activos que los de antes. Estos nadaban y se refrescaban en un pequeño lago; se veía poco más que la cabeza, pero molaban mucho! Y al cabo de un rato, llegó el triste momento de iniciar el camino de regreso, yo me hubiera quedado como mínimo una semana si pudiera, viendo bichillos :( qué penita dejar Pilanesberg, y sobre todo a mis queridos elefantes!


Parece el pájaro loco...


Cebras


Grupito de jirafas alimentándose

El camino de regreso se hizo un poco aburrido, aunque conseguí dormir bastante rato. El itinerario era el mismo, así que volvimos a ver muchas minas de platino, chabolas cerca de Johannesburgo y alguna que otra cosa, pero no les presté mucha atención, sólo podía pensar en lo que había vivido ese día...

Por fin, llegamos al hotel, pagamos al conductor y subí a mi habitación. Llamé a ver qué pasaba con mi maleta, y me dijeron que ya estaba en el hotel. Como no hacía ni 1 minuto que había preguntado abajo, les dije que no estaba, y que ya la podían ir buscando. El hombre me dijo que llamase en media hora, y cuando volví a hablar con él me dice que sí, que allí estaba... que se habían confundido y me la traían en un ratito. Me di una ducha, y un rato después llamaron a la puerta, traían mi maleta! Por fin... pero vi que venía envuelta en plástico, y yo no la había envuelto... ya me temí lo que había pasado. Y efectivamente, cuando la abrí, vi que me habían revuelto todo, y me habían puesto una esponja de baño que no era mía (menos mal que estaba nueva!). Tenía toda la ropa de trabajo arrugada, por suerte no iba a tener que trabajar mucho! :PPP En Sudáfrica esto es lo más normal si te pierden la maleta, mis contactos allí me contaron que los del aeropuerto las abren casi todas. Y cuando dejas el país los de seguridad controlan las cosas de valor que hay, a través del escáner, y avisan a los de handling para que roben lo que sea. Absolutamente a todos les habían robado algo de la maleta o a ellos o a alguien de su familia. Menos mal que yo no llevaba nada de valor dentro! :S

Me cambié de ropa rápidamente, porque habíamos quedado en 10 minutos con todos los demás para ir a cenar, y bajé. Los demás ya estaban allí, y fuimos a un restaurante cercano, el Bull Run, famoso por la carne que sirven (que seguí sin probar). Yo pedí un plato con calamares, y de postre esto (hace falta decir que estaba delicioso?):



Tras la cena, hablé con mis compañeros de peripecias de ese día, y decidimos madrugar al día siguiente e ir a ver el centro de Johannesburgo y Soweto. Es muy peligroso ir al centro por libre (y a algunas zonas de Soweto también, si te metes en el lugar equivocado puedes cagarla pero bien), así que no nos quedó más remedio que buscar un tour, por motivos de seguridad.

Después, por fin, subí a la habitación y me metí en cama, donde estuve leyendo un ratito, antes de caer rendida tras un día muy intenso.

_________________
Una flor con una margarita en la cabeza xDDD

留得青山在,不怕没柴烧. 我主宰自己的命运...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://spaces.msn.com/lolyvilloch
Nymeria
Es hora de volver a casa?
Es hora de volver a casa?


Cantidad de envíos : 4110
Edad : 38
Localización : Santiago de Compostela
Fecha de inscripción : 28/09/2008

MensajeTema: Re: Escapada a Sudáfrica 2008   Lun 13 Oct 2008 - 17:57

Día 7 de mayo de 2008 Johannesburgo-Soweto-Cape Town

Esta vez no tuvimos que madrugar tanto, por suerte. Teníamos que estar abajo a las 8 y poco, y pude dormir un poquito más. Bajé a desayunar con esta gente, y luego subimos a recoger nuestras cosas. Esa tarde dejaríamos Johannesburgo, así que bajamos las maletas y las dejamos en consigna. Después nos tocó esperar un poquito, hasta que por fin vinieron a buscarnos. Esta vez ya no era un coche para nosotros, tuvimos que conformarnos con una furgoneta, en la que iba más gente además de nosotros. Aún así, éramos pocos, no estaba mal.

Salimos de Sandton y el conductor puso rumbo al centro de Johannesburgo. Primero pasamos por un barrio de clase alta, Houghton. En ese barrio está la casa donde vive Nelson Mandela, además de una gran cantidad de mansiones y casas enormes de gente con pasta. Invariablemente, la gran mayoría tenían vallas altas, y seguridad privada. Me pareció un poco triste tener que vivir como un pájaro enjaulado, intentando defender tus millones de rands de tus semejantes pobres, que están ahí fuera sin nada que llevarse a la boca. Una pena.


Casa de Nelson Mandela

Desde allí fuimos al centro de la ciudad, antes un lugar próspero y ahora uno de los sitios más peligrosos del mundo. De día se puede visitar, con ciertas precauciones y sabiendo muy bien dónde te metes (si vas de noche pones tu vida en serio peligro); por eso, es casi imprescindible contratar una visita guiada, para no correr riesgos innecesarios. A diferencia de otras zonas, aquí apenas se ven blancos. Los grandes rascacielos de las multinacionales han sido tomados por la población, y se puede ver ropa colgando por las ventanas. En esta zona se ve a multitud de gente ajetreada por la calle, haciendo su vida cotidiana, vendedores ambulantes, etc. En este sentido, me pareció más real que otras zonas de Sudáfrica, donde parece que estás, en cierto modo, en Occidente.



Luego nos acercamos a la zona de Hillbrow. Esta zona es conocida por su alta densidad de población, crímenes, pobreza y niveles de desempleo. En su día fue uno de los lugares más bohemios y fascinantes del país, pero ahora mismo es el lugar más peligroso de toda Sudáfrica. En los 70 era una zona sólo para blancos, pero poco a poco se fue convirtiendo en una zona multirracial, y pronto no pudo soportar el crecimiento de la población, volviéndose caótica e inestable. Como no se llevaban a cabo políticas adecuadas para solucionar los problemas y la zona era cada vez más insegura, los blancos se fueron marchando a partir de los 80; en 1990 apenas quedaba ninguno. La gente que vive en la actualidad en esta zona y ha ocupado casas y rascacielos de oficinas se ha mudado en su mayoría desde los townships de los alrededores, y son muy pobres. Por aquí pasamos casi de puntillas, era bastante peligroso bajarse.


Vida cotidiana en las calles



Desde ahí pasamos junto a Joubert Park, el Ayuntamiento y las calles cercanas, donde aún se conservan algunas casas antiguas de estilo colonial. En una de esas calles nos bajamos, y fuimos a ver un par de tiendas. Una de ellas era una tienda de medicina tradicional africana, y en ella había un poco de todo. Al entrar, tuve que dejar de respirar por la nariz, allí reinaba un olor totalmente nauseabundo... Y es que, además de los olores de hierbas y pócimas diversas, también había muchas cosas que no eran en absoluto “medicinales”, sino que tenían mucho más que ver con rituales de brujería, como la gran cantidad de patas de diversos animales que colgaban del techo, estaban por todas partes! :S Me fijé un poco más en los objetos que vendían, la verdad es que era interesante: en los estantes se agolpaban infinidad de pequeños objetos para ser utilizados por los hechiceros, desde vasijas de cerámica a unos extraños utensilios con forma de polvero raro, bastones ceremoniales, tarros llenos de sustancias extrañas de colores variopintos, adornos de abalorios para la cabeza... Lo malo es que debido al insoportable olor no aguanté mucho tiempo allí dentro, lo justo para curiosear un poco, y luego salí.


Tienda de medicina tradicional africana



En ese momento miré hacia la calle, y me impactó mucho algo que vi en otra tienda, casi al lado: no se apreciaba muy bien si no te fijabas, pero había un cartel, vestigio del infame apartheid, que especificaba que aquella era una tienda para no-blancos, en cumplimiento de la normativa de 1959... Cuando ves cosas así, y reflexionas, te das cuenta de los extremos de crueldad a los que puede llegar el ser humano. El hecho de estar en un lugar en el que cuando yo era pequeña (de hecho, el apartheid no empezó a desmantelar hasta 1990-1991) se consideraba a la mayoría de la población como inferior, casi como animales, y se les trataba como tales, se hace duro por momentos. Y eso que aún no había visto Soweto...


Non-white shop

Dimos una vueltecilla más, pasamos por Newtown y seguí con la misma impresión que tenía de la ciudad: tiene un skyline chulo, pero creo que es una de las ciudades más feas que he visto en mi vida. Tiene un aire decadente medio chungo que me atrae en parte (quizá porque me recuerda, no sé muy bien por qué, a El País de las Últimas Cosas, de Paul Auster), es interesante ver el ambiente que se respira, y creo que una visita a Sudáfrica no está completa sin verlo, aunque sea por encima; pero no tiene gran cosa. Lo que sí se aprecia claramente es que la segregación racial pervive, hay barrios prácticamente donde sólo ves blancos (y algunos negros que trabajan para ellos), y en otros sólo ves negros, ofreciendo un contraste enorme entre ambos.


Skyline de Johannesburgo

Después, dejamos el centro de Johannesburgo y nos dirigimos a Soweto. Por el camino vimos algunas instalaciones deportivas que están construyendo de cara al Mundial 2010; sin embargo, no se ha conseguido reducir la criminalidad y disponer de medios de transporte públicos adecuados (ni siquiera han terminado de construir la línea de tren a Pretoria), por lo que el país no está preparado para el evento, y temen que les retiren la organización del Mundial. También se veían otros edificios en construcción donde lo curioso era que nadie trabajaba; la gente estaba sentada allá arriba, con sus ropas de trabajo, mirando hacia la ciudad, pero sin hacer nada. Era bastante extraño, pero lo vimos unas cuantas veces.

Al cabo de un rato, llegamos a Soweto. Su nombre viene de SOuth WEstern TOwnships, y a su vez contiene más de 30 townships más pequeños, una especie de zonas diferenciadas, entre barrios y pueblos en sí mismos. En su momento, se creó para trasladar allí a los negros que vivían en zonas que durante el apartheid fueron asignadas a los blancos, y aún hoy sólo se ven negros viviendo allí. De todos los que se crearon, es el más grande, y cuando llegas lo primero que ves es una gran extensión de terreno, que se pierde en el horizonte, llena de viviendas de todo tipo, por zonas. Yo imaginaba algo más uniforme, pero en algunos lugares hay zonas con casas y servicios básicos, pasando en otros a barracones, cabañas y chabolas paupérrimas diseminadas por doquier.


Welcome to Soweto

Entramos por una zona con casas bien construidas, y a continuación pasamos por una zona llamada “Hostels”, llena de barracones; desde lejos no tenían muy mal aspecto, pero resulta que no tienen agua ni luz. Luego nos llevaron a la zona más desfavorecida, que se extendía kilómetros y kilómetros, llena de pequeñas chabolas construidas precariamente, con cualquier tipo de material. Obviamente, ahí no nos bajamos, no hay nada hermoso ni excitante en ver la pobreza de otros. Desde ahí seguimos hacia la zona donde la gente hace vida comunitaria, el mercado y la zona del centro; esto no era tan pobre como lo anterior, pero también se veía escasez de recursos.


Zona "Hostels"


Área de chabolas



Una vez hubimos recorrido Soweto para tener una visión general de cómo es, fuimos a la zona de Orlando West, que combina casas humildes de ladrillo con otras bastante buenas. Ahí paramos junto a una escuela. Los niños salían al recreo, en la misma calle, y nos observaban con curiosidad; luego volvieron a sus juegos, y nosotros continuamos el recorrido hacia Vilakazi Street. Esta calle es muy famosa porque es la única del mundo de la que salieron dos premios nobel, Nelson Mandela y Desmond Tutu. La casa de este último la vimos por fuera, y no estaba nada mal. Pasamos ante la de la ex mujer de Mandela, metida en mil líos de corrupción, y por último llegamos a la que había sido la casa de éste, que ahora es un museo. Desgraciadamente, estaba cerrada por reformas, así que no pudimos ver nada. Mientras estábamos allí, un grupo de chicos vestidos en plan tribal se pusieron a hacer una danza, y me dio bastante lástima, es un poco denigrante que se tengan que disfrazar así para ver si caen un par de rands, cuando ya hacen una vida totalmente alejada de esos parámetros. Por fin, nos fuimos; ya sólo quedaba lo más interesante, el Hector Pieterson Museum.


En el recreo




Casa de Desmond Tutu

Soweto se hizo tristemente famoso por los sucesos que comenzaron el 16 de junio de 1976, conocidos como Soweto Uprising, durante los que murieron 566 personas. Hasta esa fecha había ido creciendo el descontento entre la población negra porque se había aprobado la imposición del Afrikaans como lengua de escolarización obligatoria, en detrimento de su propia lengua, el bantú, e incluso del inglés. La gente de Soweto empezó a movilizarse y a organizar pequeños actos de protesta, hasta que ese fatídico día tuvo lugar una gran manifestación en la zona de Orlando West, en la que más de 10.000 estudiantes quisieron reivindicar sus derechos, marchando desde el instituto Naledi hasta el estadio. Los chicos empezaron a cantar una canción reivindicativa, y la policía blanca abrió fuego sobre ellos. En ese momento, bajo sus balas murieron dos chicos, Hastings Ndlovu y Hector Pieterson, y otros muchos resultaron heridos. De repente, todos los estudiantes echaron a correr presa del pánico, y los que habían sido alcanzados quedaron tirados en el suelo. En ese momento, un chico recogió el cuerpo inerte de Hector, y un fotógrafo extranjero captó una instantánea en la que se les ve, junto a la hermana del niño muerto, tratando de buscar ayuda (desgraciadamente, cuando por fin llegaron al hospital sólo se pudo certificar su muerte). Esa foto dio la vuelta al mundo, y llamó la atención sobre la terrible situación que estaba viviendo la población negra de Sudáfrica. Hector, de sólo 12 años, se convirtió en un símbolo de la represión, y en recuerdo de aquellos sucesos se ha construido (muy cerca de donde sucedió todo) el Museo Hector Pieterson, interesantísimo, donde se narra todo lo ocurrido. Pude leer un relato en el que una chica contaba cómo en días posteriores, con los ánimos caldeados aún, había visto a unos policías disparar a unas niñas sin mediar provocación alguna, y una de ellas, a la que conocía, había muerto. En general, el Museo ponía los pelos de punta, repasaba la historia de agravios y abusos hacia la población negra durante el apartheid, las desigualdades, la lucha por sus derechos... Lo recomiendo, vale la pena y hace reflexionar muchísimo sobre la humanidad y los conceptos del bien y el mal.


La famosa fotografía

Fuera del museo, un pequeño memorial con una fuente; el agua representa las lágrimas vertidas por los padres cuyos hijos fueron asesinados durante esos días aciagos, y en la piedra sobre la que cae se puede leer “To honour the youth who gave their lives in the struggle for freedom and democracy”. Ser consciente de lo que implicaba todo aquello era espeluznante...


Memorial

Después, aún con el corazón encogido por lo que había visto, volvimos a la furgoneta, reiniciamos el regreso a Johannesburgo. Al cabo de un buen rato, que pasé en su mayor parte pensando o durmiendo, llegamos de nuevo a Sandton. Como aún teníamos tiempo, fuimos al centro comercial del primer día a comer algo, y luego estuvimos viendo unas cuantas tiendecillas. Hay muchísimas de diamantes y tanzanita, con unas joyas que quitan el hipo (los precios también! :S), al fin y al cabo Sudáfrica es uno de los principales productores de diamantes del mundo. Yo entré en una tienda donde había cosas artesanales, y me compré una calabaza de las que usan en las tribus para comer y beber, y un instrumento musical extraño.


Mi comida

Luego volvimos al hotel, y vi que al lado había unos cuantos puestecillos de movidas africanas. No pude resistir la tentación, y bajé hasta allí un momento. Al cabo de un rato salí, con unos rands menos y unos cubiertos africanos, unos cuantos pares de pendientes y dos telas étnicas pintadas con hojas secas, muy chulas :P (que conste que en mi vida diaria no soy nada consumista, pero este tipo de países me pierden). Luego regresé al hall del hotel y me reuní con los demás. Al cabo de un ratito, vinieron a recogernos para ir al aeropuerto. Un par de horas después sobrevolaba Sudáfrica, en dirección a Cape Town. El vuelo no es muy largo, 2 horas y poco. A las 20:40, tras una frugal cena aérea, llegamos a nuestro destino; recogimos los equipajes y fuimos al hotel, que no estaba muy lejos, en la zona de Waterfront (típica zona recreativa para pijos, estilo Miraflores en Lima, pero mucho más grande). Era ya de noche, pero se veían los edificios iluminados entre la niebla, y olía a mar. Ya durante el vuelo había estado dándole vueltas a lo que podría hacer al día siguiente, tenía dos opciones básicas: o me metía en una jaula con tiburones blancos alrededor, en mar abierto, o recorría la Península del Cabo. Las dos me apetecían mucho (aunque la primera me daba un poco de miedo :S), pero finalmente me decanté por la 2ª, ya que era mucho más completa (y tenía ganas de ver pingüinos :P). Una vez más, los transportes públicos brillaban por su ausencia, así que pregunté en el hotel y lo pillé allí mismo; a las 8:50 tenía que estar lista para salir, en el hall. Luego fui a mi habitación, que estaba de lujo, y estuve leyendo un rato sobre boddhisatvas y demás, hasta que caí rendida.


Mi habitación


En el próximo capítulo: Cape Peninsula y Cape of Good Hope. Ese día vi pingüinos!! icon_liebhab

_________________
Una flor con una margarita en la cabeza xDDD

留得青山在,不怕没柴烧. 我主宰自己的命运...


Última edición por lolyvill el Sáb 18 Oct 2008 - 6:50, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://spaces.msn.com/lolyvilloch
Niebla
Cicloturista
Cicloturista


Cantidad de envíos : 673
Edad : 33
Localización : ourense
Fecha de inscripción : 01/10/2008

MensajeTema: Re: Escapada a Sudáfrica 2008   Lun 13 Oct 2008 - 18:19

Muchas gracias por volver a colgar el diario Very Happy
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nymeria
Es hora de volver a casa?
Es hora de volver a casa?


Cantidad de envíos : 4110
Edad : 38
Localización : Santiago de Compostela
Fecha de inscripción : 28/09/2008

MensajeTema: Re: Escapada a Sudáfrica 2008   Mar 14 Oct 2008 - 13:14

Niebla escribió:
Muchas gracias por volver a colgar el diario Very Happy

De nada! en breve os cuelgo el siguiente capítulo, ya está casi listo!

_________________
Una flor con una margarita en la cabeza xDDD

留得青山在,不怕没柴烧. 我主宰自己的命运...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://spaces.msn.com/lolyvilloch
Nymeria
Es hora de volver a casa?
Es hora de volver a casa?


Cantidad de envíos : 4110
Edad : 38
Localización : Santiago de Compostela
Fecha de inscripción : 28/09/2008

MensajeTema: Re: Escapada a Sudáfrica 2008   Sáb 18 Oct 2008 - 6:35

8 de mayo de 2008- Península del Cabo

Desperté tempranito, estaba cansada pero ese día esperaba ver pingüinos! mysmilie_1112 Así que me levanté enseguida, me vestí rápido y bajé al salón de desayunos, donde me tomé unos bollos y un chocolate a toda prisa, y subí a la habitación a por la mochila.

A las 8:50 pasaron a buscarme en una furgoneta, en la que estaban ya mis compañeros de viaje; de camino recogimos a un par de personas más, y pusimos rumbo al sur. Éramos un grupo no muy grande, por suerte. Una vez estuvimos todos atravesamos los últimos barrios de la ciudad y la dejamos atrás.

El día estaba muy cubierto, y no pudimos parar a ver las vistas en un par de miradores, porque no se veía nada... ops pasamos junto a unas montañas que se llaman las Twelve Apostles y por el pueblo de Llandudno. Pero la cosa seguía igual, no se veía ni torta. Yo empezaba a pensar que igual me hubiera compensado ir a meterme en una jaula con los tiburones por ahí alrededor, cuando llegamos a Hout Bay (bahía de la madera, en africaans).

Una vez allí, paramos en el puerto, en el muelle marinero. Ahí teníamos tiempo suficiente para que a quien le apeteciera pillase el barco que va a Duiker Island (también conocida como Seal Island) a ver la colonia de osos marinos. Yo, por supuesto, opté por ir. No iba muy abrigada y el viento soplaba fuerte, pero no iba a desaprovechar una oportunidad así! Compré el billete y al poco rato llegó el barco. En el puerto había unos chicos disfrazados bailando que eran súper graciosos, y esperaban a que la gente bajase del barco, a ver si caía alguna monedilla...
Embarcamos, y me senté en la cubierta. Al poco rato el barco se puso en marcha, y salimos a un mar picado; al pasar junto al muelle distinguí unos enormes bichos, eran osos marinos!! Algunos eran realmente enormes... Abandonamos el abrigo del puerto y bordeamos la punta de la bahía, junto a una especie de montaña rocosa llamada The Sentinel, para salir a mar abierto. El viento aún soplaba fuerte, pero empezaba a despejar un poco el día y ya se distinguía algo del contorno de la costa, menos mal!! De vez en cuando se veía algún barquito pesquero que salía a faenar entre las olas.


Bailarines


Barco saliendo de Hout Bay

Poco a poco, avanzando ya por mar abierto, fuimos acercándonos a Duiker Island. Por momentos el estado del mar acojonaba un poco, pero como buena gallega no me mareé ni lo pasé mal en ningún momento mysmilie_1117 . Lo que sí daba un poco de respeto eran los momentos en que nos acercábamos a los islotes rocosos junto a la isla mayor, que podrían haber hecho de nuestro barco una hermosa tortilla de palos en cuestión de segundos si nos hubiéramos aproximado unos metros más.


Arcoiris sobre el océano

Por fin, el barco se situó junto a la isla. No es posible bajar, porque se trata de un refugio natural para fauna marina, pero desde el barco se podía ver muy bien cómo los osos marinos nadaban, se movían torpemente sobre las rocas o bostezaban pesadamente. Yo estaba bastante fascinada... icon_liebhab había decenas y decenas en aquellos islotes! Los osos marinos se parecen mucho a las focas (de hecho, la mayor parte de lo que se vende como piel de foca es en realidad piel de oso marino), pero pertenecen a la familia de los otáridos, que se distinguen de aquéllas porque pueden mover hacia delante las patas traseras, igual que los mamíferos terrestres. Estuvimos allí contemplándolos unos 10 minutos, más o menos, y después pusimos rumbo a tierra. Al regresar vimos que el día estaba cada vez más despejado, había suerte!


Osos marinos en Duiker Island




The Sentinel

Al cabo de un rato estábamos de vuelta en la furgoneta, tras dejar el barco, e iniciamos el camino hacia la reserva natural del Cape of Good Hope. Recorrimos algo menos de 20 km, y llegamos a uno de los puestos de control que dan entrada al parque. Una vez en el interior, nos avisaron de que en esa zona había babuinos, y que más nos valía cerrar a cal y canto puertas y ventanas, porque sino cualquier alimento que hubiera en la furgoneta lo olerían y eso les haría intentar entrar de forma agresiva (y un mordisco de babuino puede tener graves consecuencias). Así que en 0’ ya estaban cerradas las ventanillas... ahhh

Pasaron un par de minutos, y de repente nos encontramos los primeros babuinos, uno estaba despiojando al otro. Parecían tan inofensivos, unos monitos tan monos... (nunca mejor dicho xDDDD). Poco después había una granja de avestruces; las avestruces se crían por los huevos y la carne, que al parecer es muy nutritiva y tiene poca grasa. Seguimos adentrándonos en la reserva natural, y de repente nos topamos con una familia de babuinos, sentados alegremente en la pista que conduce a Cape Point, dando cuenta de su almuerzo. Había algunos pequeños, y eran preciosos!! En la Reserva hay más animales grandes, pero es difícil verlos; algunas veces es posible ver algún antílope, alces africanos o cebras, pero es raro.


Granja de avestruces


Familia de babuinos de picnic

Continuamos, y al poco rato llegamos por fin a Cape Point. Hay una pequeña explanada desde donde se ven unas vistas impresionantes de la costa hacia el Este, y de allí parten varios caminos; uno va hacia el Cape of Good Hope, y otro a Cape Maclear y Cape Point. Hay un pequeño aparcamiento, un restaurante y una tiendecita donde puedes comprar alguna chuchería que comer durante el camino. Teníamos bastante tiempo libre, y yo opté por comprar unas patatas fritas y chocolate, así perdería menos tiempo. En esa zona hay que tener bastante cuidado mientras comes; hay unos pájaros negros que se te acercan en cuanto te despistas, para ver si se llevan tu comida... y en los senderos puedes toparte con babuinos. Así que me comí allí las patatas, y dejé el chocolate para después. En esa zona también hay que tener cuidado con las serpientes, hay algunas venenosas.


Costa hacia el Este

Era consciente de que entre ir, disfrutar del paisaje y volver iba a ser muy difícil hacer las dos rutas, así que tiré hacia Cape Point, en la punta de la Península del Cabo. El camino va ascendiendo suavemente entre plantas extrañas, y ofrece unas vistas privilegiadas del Cape of Good Hope. Cuando llegas arriba, hay un faro y un poste que indica las distancias a distintos lugares del mundo. Estaba a 6248 km. del Polo Sur! Y a 9635 de Amsterdam... qué lejos de casa! El paisaje era precioso, pero aún se podía ir más allá! Si al bajar del faro tomas el sendero de la derecha puedes caminar hasta el verdadero Cape Point, al final de todo. Tiré por allí, y tras un rato llegué al final del camino; delante mía estaba el otro faro, el que se utiliza de verdad. Su luz es la más potente de toda la costa del sur de África, y se construyó después de comprobar que el primero, en el que había estado antes, no servía de nada porque quedaba cubierto por nieblas y brumas espesas gran parte del año; así que construyeron éste, más abajo. Más al sur sólo estaba mi soñada Antártida... me quedé un rato allí, contemplando el inmenso océano y viendo alguna fauna local (lagartijas, ratones listados, pajarillos...). Al volver, flipé con las vistas de los acantilados que había bajo el otro faro, cortados a pico en la roca. Era todo tan hermoso... icon_liebhab


Plantas autóctonas


Cape of Good Hope


Distancias...


Faro bajo de Cape Point

Comencé el regreso a la plataforma, y antes aún paré para ver el paisaje desde otro acantilado, junto al Cape Maclear, pero era más pequeño. También pedí a un señor americano que me hiciera una foto con el Cape of Good Hope detrás; pero el muy atorado me sacó a mí, y dejó el cabo a la izquierda (fuera de la foto...) mysmilie_121


Camino que va a la punta de Cape Point y el faro


Acantilados


Cape Point. El cartel de detrás dce que los babuinos son peligrosos y les atrae la comida... mysmilie_1117

Volví al parking, y al poco rato ya estábamos saliendo hacia el Cape of Good Hope. Llegamos enseguida, es muy cerca. Esta vez lo vería desde abajo, a ras de playa. Bajamos, y fui hasta el mar. Hay una playa llena de piedras y algas enormes, y al lado los acantilados del Cabo. En realidad, este no es el punto más al sur del continente africano (aunque sí el más famoso), sino el Cabo Agulhas, no lejos de allí. Al principio le llamaron "Cabo de las tormentas", pero los portugueses le cambiaron el nombre por el de "Cabo de Buena Esperanza" cuando, tras años de buscar una ruta hacia la India sin éxito, descubrieron que quizá pasado el cabo se abriese una ruta que podria llegar allí.

Como dato curioso, hay una leyenda que dice que en 1641 un barco holandés, el Flying Dutchman, empezó a hundirse cerca de allí, en medio de una terrible tempestad; entonces su capitán, desesperado, juró que pasaría el Cabo con su barco, aunque le llevase hasta el día del juicio final. Y desde entonces hay muchos testimonios que dicen haber visto el barco fantasma en días de tormenta (entre ellos el de quien sería el futuro rey jorge V de Inglaterra, en 1907).


Playa


Cape of Good Hope



El mar rompía fuerte, y me acordé mucho de Lau (a ella también le encanta el mar Icon Wink). Luego subí a unas piedras y anduve un rato por allí, hasta que tocó volver a la furgo. Abandonábamos el parque en dirección a Simon’s Town. Por el camino vimos más avestruces en libertad, y paisajes muy chulos. Una vez en Simon’s Town, el guía nos condujo a un lugar junto al mar, dejando atrás unas casas, y allí estaban mis queridos pingüinos!! Ayy qué bonitos son! son unos bichejos bastante torpes y pequeñitos, pero muy simpáticos. Algunos estaban en las rocas, otros en pequeños nidos excavados en la hierba. Pudimos ver un pollo junto a su madre; ya era bastante grande, pero aún le quedaba algo de plumón en la cabecita, era más curriño!! icon_liebhab Hay que tener cuidado con ellos; si te acercas demasiado te hacen una señal de advertencia con el pico, en plan “como te acerques más te muerdo!”, y más vale quedarse quieto, porque su pico es mucho más afilado de lo que parece, te puedes quedar sin un dedo!


Avestruces


Pingüino con su cría


Pingüino

El guía por poco me tiene que sacar de allí atada con una cuerda! Estaba flipando tanto... fui la última en salir de la zona de los pingüinos icon_frown , y en cuanto subí a la furgoneta nos fuimos. Sólo quedaba un lugar más por visitar: el jardín botánico de Kirstenbosch, considerado uno de los más bellos del mundo. Está situado bajo la ladera de unas montañas, y es precioso. En él hay más de 9000 especies de plantas autóctonas, algunas de las cuales, como las proteas, provienen de las plantas del antiguo megacontinente de Gondwana, de hace nada menos que 300 millones de años...


Entorno


Flores




Protea

Vale la pena ver el jardín, tanto porque es realmente hermoso en sí mismo como por las plantas que puedes observar en él, muy chulas. Los senderos están bien indicados, y hay varias rutas (en las taquillas se puede conseguir un mapa). Yo me metí por una que subía, y llegué a un estanque, a la tumba de Pearson (el primer director de los jardines), y a la zona de las proteas. Luego me fui metiendo por otros caminitos, donde había una especie de palmeras muy raras, pequeñas piscinas, y hasta un sendero para ciegos, con explicaciones en braille y plantas especiales para poder tocarlas y olerlas. Era chulísimo!! Por el medio se podían ver muchos pájaros, sobre todo gallinas de Guinea (me encantan sus cabecitas azules!). A eso de las 5 teníamos que estar de vuelta; así que tuve que regresar a la furgo, mi periplo por la Península del Cabo tocaba a su fin... pero había sido un día increíble, muy especial!


Monos de madera. Con estos no hay que esconder la comida!


En el sendero braille


Gallina de Guinea

Al llegar al hotel, una duchita y a descansar un rato; falta me hacía tras tanta caminata. Luego quedé con el resto de la gente, y fuimos paseando hasta un centro de artesanía (muy montado para guiris) que hay en la zona de Waterfront. Había cosas muy chulas, pero bastante carillas. Después fuimos a cenar a un restaurante del muelle. Están muy bien, pero son carísimos para ser Sudáfrica, tipo diseño. Todo lo que comí estaba muy bueno, eso sí. Me gasté nada menos que unos 26 € en la cenita.


Uno de los platos de mi cena... bueno y bonito, pero no barato (ni muy abundante!)

Regresamos al hotel, y me fui a cama. Intenté leer un poco, pero estaba bastante exhausta, así que me quedé sopa en cuestión de minutos icon_sleep. Al día siguiente ya pillaría el avión de vuelta a casa, pero antes aún me quedaban unas cuantas horas que habría que aprovechar bien!


Espero que os haya gustado el capítulo!! ya sólo queda el último, de mi día en Cape Town y la vuelta a casa... Os lo cuelgo pronto!! Icon Wink

_________________
Una flor con una margarita en la cabeza xDDD

留得青山在,不怕没柴烧. 我主宰自己的命运...


Última edición por lolyvill el Dom 19 Oct 2008 - 1:41, editado 2 veces
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://spaces.msn.com/lolyvilloch
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Escapada a Sudáfrica 2008   Sáb 18 Oct 2008 - 10:11

Hola lolyvill!! Very Happy

Te prometo, que cuando tenga tiempo Shocked xDDDD, me intento leer éste diario que es poquito por el momento!! Es que últimamente hay un overbooking Rolling Eyes

Un saludo; salix ;))
Volver arriba Ir abajo
caravanserai
Yo fuí Marco Polo
Yo fuí Marco Polo


Cantidad de envíos : 1481
Edad : 36
Localización : L'Hospitalet
Fecha de inscripción : 23/09/2008

MensajeTema: Re: Escapada a Sudáfrica 2008   Dom 19 Oct 2008 - 21:37

Eii, que chulo el cabo de Buena Esperanza, no sé por qué me ha recordado a Cabo Norte, aunque este apunta al otro lado.. supongo que debe ser también un lugar especial. Y vaya tela con los babuinos, pero que bichejos más malos xDD, todo lo contrario que los pingüinos..

Bueno, ya te queda poquito, ánimo!!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nymeria
Es hora de volver a casa?
Es hora de volver a casa?


Cantidad de envíos : 4110
Edad : 38
Localización : Santiago de Compostela
Fecha de inscripción : 28/09/2008

MensajeTema: Re: Escapada a Sudáfrica 2008   Lun 19 Ene 2009 - 20:57

Bueno, tenía escrito este capítulo y sólo me faltaba ponerle las fotos! así que ahí va, el último del Diario de Sudáfrica:


Día 9 de mayo de 2008- Cape Town y vuelta a casa

Me levanté temprano, era mi último día en Cape Town! Bajé a desayunar sola, como casi todos los días, y luego salí. Ya no llovía, pero la niebla cubría la zona de Waterfront, estropeando un poco las vistas. En principio había pensado dedicar el día a subir a Table Mountain y pasear por allí, para después bajar al mercado, pero con el día que hacía ni se veía la montaña sad ; ir hasta Robben Island, donde estuvo prisionero Nelson Mandela, tampoco cundía mucho con ese día, así que había que poner en práctica un plan B... Bajé por la calle hacia el muelle, bordeé el centro comercial y salí al puerto, en la zona de los muelles de Victoria y Alfred. La zona de Waterfront no está mal, y el puerto está chulo, pero se ha convertido en una especie de área para pijos que no me acaba de convencer...


El Waterfront



Estuve paseando un rato, viendo los barcos atracados en los muelles, y después decidí ir tirando hacia el centro de la ciudad. Me entretuve viendo unos paneles sobre las ballenas que hay en la zona, y luego me llamaron la atención unas estatuas de los premios Nobel sudafricanos. Estaban los 4: Albert Luthuli, Desmond Tutu, De Klerk y Nelson Mandela. Junto a las estatuas, una frase de Nelson Mandela: “Never, never and never again shall it be that this beautiful land will again experience the oppression of one by another”. Me gustaron mucho las estatuas, también por el mensaje que intentan transmitir Icon Wink


Los Premios Nobel sudafricanos



Después se me ocurrió la feliz idea de ir caminando hasta el centro de la ciudad, para dar un paseo y de paso ahorrarme un taxi. Salí de Waterfront y eché a andar hacia allí. El problema es que las calles en esa zona no están pensadas precisamente para pasear, en algunas zonas no había acera, tenías que andar cruzando de un lado al otro con cuidado de que no te atropellasen, y alguna zona concreta hasta daba bastante respeto... ahhh Sobre todo llegando al final, que había que pasar bajo un puente, y era súper chungo cruzar... Y teniendo en cuenta los índices de delincuencia del país... En fin, conseguí llegar sana y salva, tras un buen rato caminando, y aparecí en la zona del centro de la ciudad.

Entré en un banco a cambiar pasta por si encontraba algo chulo en el Green Market, y luego continué por Long Street, una calle con casitas típicas de la época colonial victoriana, bastante chulas. En medio, encontré algo estremecedor: una iglesia para esclavos... Entré, y di una vuelta. Era bastante austera, y ahora es un museo. Hasta principios del siglo XIX no se abolió la esclavitud en el país, y después los descendientes de los esclavos siguieron utilizando esta iglesia. Daba muy mal rollito, otro recordatorio de las desigualdades entre personas...


Iglesia de Esclavos


Long Street





Salí de la iglesia, y di un paseo por la calle. No tenía mucho tiempocomo para acercarme al castillo o a ver algún museo, así que decidí ir a Green Market Square, una pequeña plaza junto a Long Street donde puedes encontrar objetos de artesanía a buen precio. No sólo tienen objetos de Sudáfrica, sino que en algunos puestos tienen cosas traídas de otros países. Vi una tienda de máscaras, y me llamaron la atención. Había algunas pequeñas, sudafricanas, que servían como salvoconductos para los viajeros, pero me gustaban más las de Gabón y Camerún. Acabé comprándome una de la tribu Fang, de Gabón (hay que regatear hasta la extenuación!), y luego estuve mirando otras cosas.


Tienda de máscaras en Green Market


Iglesia en Green Market Square

En un puesto me compré un cuenco, en otro una máscara más, también de la tribu Fang, para tener una femenina y otra masculina, y luego... me encontré con un puesto de jirafas de madera. Tenía ganas de llevarme una, pero la del tamaño que quería tenía una pata rota, y el tío intentando convencerme de que me llevara una más grande! Al final le dije que vale, pero por el mismo precio, regateé hasta la saciedad y me salió súper barata. Me la envolvieron muy bien para transportarla, y me fui. Ahora tenía el problema de cómo llevarme aquel armatroste a España... xDDD

Para no sucumbir de nuevo en otros puestos, busqué un taxi y regresé al hotel. Metí las cosas en la maleta, y bajé a reunirme con los demás para salir hacia el aeropuerto. El resto de la gente flipó con el pedazo paquete enorme que llevaba icon_lol (si me sentaba, teníamos la misma altura!), fueron las risas del viaje, que si la jirafa p’aquí, la jirafa p’allá... xDDDD El transfer se retrasó un poco, y llegamos justísimos al aeropuerto, pero por suerte pudimos facturar in extremis y subir al avión smi_04

Me dejaron llevar al bicharraco como equipaje de mano, y también una vez llegamos a Johannesburgo para pillar el vuelo de vuelta a España. En este 2º vuelo me tocó junto a un irlandés grandote, que se quedó dormido y se caía hacia mí todo el rato... ayy! No me dejó dormir casi nada en toda la noche... 10 horas de vuelo súper incómodas, por la mañana tenía la espalda hecha trizas! mysmilie_121
Por fin, llegamos a Barajas, me despedí de alguna gente, y tras esperar un buen rato pude pillar mi vuelo a Coruña. Ahí sí que dormí de puta madre, ni me enteré del vuelo! y por fin, de vuelta en casa! al llegar, los de Aduanas me registraron todo, qué pesada es esa gente! al salir me encontré con mi padre, que me puso cara de "¿¿pero qué carallo llevas ahí que ocupa tanto??"... Y al llegar a casa, mi madre decidió secuestrar a mi jirafa de madera y quedársela en casa hasta que yo viva en otro sitio donde tenga espacio para ponerla... ops

En fin, aunque fui pensando que no podría ver casi nada, fue un viaje muy productivo!!

-----FIN-----

Bueno, es el 2º Diario que acabo!! a ver si les meto caña al resto! mysmilie_1117

Espero que os haya gustado! Icon Wink

_________________
Una flor con una margarita en la cabeza xDDD

留得青山在,不怕没柴烧. 我主宰自己的命运...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://spaces.msn.com/lolyvilloch
Fanit
Yo fuí Marco Polo
Yo fuí Marco Polo


Cantidad de envíos : 1414
Edad : 39
Localización : Castellane
Fecha de inscripción : 24/09/2008

MensajeTema: Re: Escapada a Sudáfrica 2008   Lun 19 Ene 2009 - 21:21

Pues si Loly, me ha molado mucho sobre todo por la form que tienes de contar las cosas y además asi nos quedara un recuerdo por si alguno/a se decide a ir por esos lares algún día.

_________________
Alemania
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
caravanserai
Yo fuí Marco Polo
Yo fuí Marco Polo


Cantidad de envíos : 1481
Edad : 36
Localización : L'Hospitalet
Fecha de inscripción : 23/09/2008

MensajeTema: Re: Escapada a Sudáfrica 2008   Lun 19 Ene 2009 - 22:01

Bueno Loly, enhorabuena por acabar el diario, ya te queda uno menos, jeje veo que aunque no fueron muchos días los aprovechaste a tope, como siempre. Sobre la foto de los premio Nobel, tiene gracia, no sé por qué pero lo primero que he pensado es que eran peones de un ajedrez gigante xDDD.

Por cierto, tengo curiosidad por ver esa jirafa, a ver si algún día pones una foto.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
sawubona
Dominguero
Dominguero


Cantidad de envíos : 1
Edad : 35
Localización : sudafrica
Fecha de inscripción : 31/01/2009

MensajeTema: buena pagina sobre sudafrica   Sáb 31 Ene 2009 - 18:36

La pagina mas interesante sobre Sudafrica es esta:

http://sawubona-sudafrica.blogspot.com ub_smiley65

Muy recomendable. drinks mysmilie_1112
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Escapada a Sudáfrica 2008   Miér 18 Mar 2009 - 23:24

salix escribió:
Hola lolyvill!! Very Happy

Te prometo, que cuando tenga tiempo Shocked xDDDD, me intento leer éste diario que es poquito por el momento!! Es que últimamente hay un overbooking Rolling Eyes

Un saludo; salix ;))

Como "lo prometido es deuda" y ...."mejor tarde que nunca" ya lo repetí en el diario de Niebla y pierre xDD.
En fin, que me pongo a ello.... iré citando poco a poco!! porque he visto mogollón de fotos mysmilie_1112
Volver arriba Ir abajo
Nymeria
Es hora de volver a casa?
Es hora de volver a casa?


Cantidad de envíos : 4110
Edad : 38
Localización : Santiago de Compostela
Fecha de inscripción : 28/09/2008

MensajeTema: Re: Escapada a Sudáfrica 2008   Lun 23 Mar 2009 - 15:05

salix escribió:
salix escribió:
Hola lolyvill!! Very Happy

Te prometo, que cuando tenga tiempo Shocked xDDDD, me intento leer éste diario que es poquito por el momento!! Es que últimamente hay un overbooking Rolling Eyes

Un saludo; salix ;))

Como "lo prometido es deuda" y ...."mejor tarde que nunca" ya lo repetí en el diario de Niebla y pierre xDD.
En fin, que me pongo a ello.... iré citando poco a poco!! porque he visto mogollón de fotos mysmilie_1112
Me alegro de que hayas empezado con mi diario! este, al menos, es cortito! Icon Wink

Espero que te guste!

_________________
Una flor con una margarita en la cabeza xDDD

留得青山在,不怕没柴烧. 我主宰自己的命运...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://spaces.msn.com/lolyvilloch
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Escapada a Sudáfrica 2008   Vie 27 Mar 2009 - 2:00

lolyvill escribió:
salix escribió:
salix escribió:
Hola lolyvill!! Very Happy

Te prometo, que cuando tenga tiempo Shocked xDDDD, me intento leer éste diario que es poquito por el momento!! Es que últimamente hay un overbooking Rolling Eyes

Un saludo; salix ;))

Como "lo prometido es deuda" y ...."mejor tarde que nunca" ya lo repetí en el diario de Niebla y pierre xDD.
En fin, que me pongo a ello.... iré citando poco a poco!! porque he visto mogollón de fotos mysmilie_1112
Me alegro de que hayas empezado con mi diario! este, al menos, es cortito! Icon Wink

Espero que te guste!
A ver si me pongo al día en éste finde. cortito sí, pero fotos al parecer muchas porque no deja de cargar la página xDD

Un saludo; salix ;))
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Escapada a Sudáfrica 2008   Hoy a las 11:51

Volver arriba Ir abajo
 
Escapada a Sudáfrica 2008
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» FILTRO EHEIM PICKUP 2008
» Escapada al Pais Vasco
» nuevo libro catalogo I CERTAMEN DE SUISEKI EN ESPAÑA -ARISHIGE MATSUURA-2008
» Fotos Expoterraria Octubre 2009
» Lista de precios tropheus 2008 Airfish.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Mochileros :: Cuadernos de viajes :: Bitácoras del mundo-
Cambiar a: