Viajar a, escapadas, diarios y experiencias de viaje.
 
ÍndiceCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseFacebookTuentiConectarse

Comparte | 
 

 Myanmar y Laos 2009: un viaje monzónico entre pagodas y búfalos

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente
AutorMensaje
tequilero
Almirante de Vasco Da Gama
Almirante de Vasco Da Gama


Cantidad de envíos : 746
Edad : 29
Localización : Mexico lindo y querido
Fecha de inscripción : 16/01/2009

MensajeTema: Re: Myanmar y Laos 2009: un viaje monzónico entre pagodas y búfalos   Jue 4 Mar 2010 - 18:28

Qué extrañooooo, yo tenia la idea que desde países cercanos como Tailandia o Malasia podrían cambiar a Kyats, pero por lo que me comentan únicamente en el país y con tantas restricciones si debe poner nervioso scared; Qué bueno que acepten también el dólar que debe facilitar mucho más todo esto jejejejeje :P

Por cierto Fanit, ¿Qué problema tuvieron en el aeropuerto? No me imagino quedarme varado en un lugar y que nomás no te dejen salir, waaaaaah Shocked
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Migui
Ciudadano del mundo
Ciudadano del mundo


Cantidad de envíos : 307
Edad : 32
Localización : Santiago de Compostela
Fecha de inscripción : 04/04/2009

MensajeTema: Re: Myanmar y Laos 2009: un viaje monzónico entre pagodas y búfalos   Vie 5 Mar 2010 - 4:12

Capitulazo!!

K recuerdos... el super del aeropuerto saldra en todas las visitas k hicimos a Bangkok, se convirtio en tradicion ir a comer chocolate, lays y leche a el xDDD

Sobre Yangon.. ya se ve! Espectacular, es una ciudad asombrosa, me impresiono mucho. Aunque esta en un estado lamentable y moverte por ella puede hasta resultar una aventura, sobre todo de noche (no mas que Santiago en coche por cierto), la ciudad tiene tanta vida y la gente es taaaaaaaaaaaaaaaan agradable que es imposible no enamorarse de ella icon_liebhab

Sobre el dinero.. no habia demasiado problema, el problema es si no llevas dolares o euros de casa, porque alli es imposible conseguirlos, hay que ir a Tailandia... Si llevas dinero de casa, el unico problema es que los arrugues, puesto que los dolares los miran con lupa y muchas veces no te los aceptan si no cumplen ciertos requisitos (en Laos nos paso tambien, aunque era menos exagerado).
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Sure
Marinero de Magallanes
Marinero de Magallanes


Cantidad de envíos : 486
Edad : 32
Localización : cordoba
Fecha de inscripción : 29/09/2008

MensajeTema: Re: Myanmar y Laos 2009: un viaje monzónico entre pagodas y búfalos   Sáb 6 Mar 2010 - 18:23

Me ha encantado la Shwedagon Paya y las fotos nocturnas de la pádoga!!! La verdad es que veo que guarda mucha similitud con lugares que visité en Tailandia.

Lo de que no hubiera ni un cajero en toda Yangon es una gran putada! Por cierto, para qué sirve el tanaka? son una especie de polvos? pero.. los utilizan como maquillaje o tiene algún significado especial?

En cuanto al "alumbrado nocturno"...déjate! yo creo que me cagaría jajaja. Una pregunta, el ambiente de yangon está tan "cargado" como en bangkok? me refiero en cuanto a humedad...

Esperamos el siguiente capítulo Loly! Este me ha gustado mucho! Icon Wink
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Migui
Ciudadano del mundo
Ciudadano del mundo


Cantidad de envíos : 307
Edad : 32
Localización : Santiago de Compostela
Fecha de inscripción : 04/04/2009

MensajeTema: Re: Myanmar y Laos 2009: un viaje monzónico entre pagodas y búfalos   Sáb 6 Mar 2010 - 22:56

Sure escribió:
Me ha encantado la Shwedagon Paya y las fotos nocturnas de la pádoga!!! La verdad es que veo que guarda mucha similitud con lugares que visité en Tailandia.

Lo de que no hubiera ni un cajero en toda Yangon es una gran putada! Por cierto, para qué sirve el tanaka? son una especie de polvos? pero.. los utilizan como maquillaje o tiene algún significado especial?

En cuanto al "alumbrado nocturno"...déjate! yo creo que me cagaría jajaja. Una pregunta, el ambiente de yangon está tan "cargado" como en bangkok? me refiero en cuanto a humedad...

Esperamos el siguiente capítulo Loly! Este me ha gustado mucho! Icon Wink

La tanaka la usan para TODO xD

Es una raiz de un arbol que la frotan con agua contra una piedra y de ahi sacan el mejunje para untarse. Ya subiremos fotos haciendola xDD

Se la ponen en la cara xq es buena para protegerse de los rayos del sol, pero nos comentaba el guia que nos acompaño, que cuando estaban mal del estomago, comian un poco.

Tb me puso un poco en el pie mientras no consiguio la crema, cuando me rompi el dedo... asique es multiusos xDD

Sobre el clima... si, es muy similar al de bangkok, lo unico que cambia esque quizas llueve mas.. o nos coincidio a nosotros, cosa que se agradecia!! (Aunque cuando llueve cae de golpe, una de las veces llovio tanto que nos metimos en casa de unos a refugiarnos, son entrañables!! icon_liebhab)
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nymeria
Es hora de volver a casa?
Es hora de volver a casa?


Cantidad de envíos : 4110
Edad : 38
Localización : Santiago de Compostela
Fecha de inscripción : 28/09/2008

MensajeTema: Re: Myanmar y Laos 2009: un viaje monzónico entre pagodas y búfalos   Dom 7 Mar 2010 - 1:23

Sí, como dice Migui, el clima es parecido al de Bangkok, quizá el ambiente sea un poco menos bochornoso y pesado pero hace también bastante calor y humedad. De vez en cuando descarga y la lluvia te refresca un montón! lluvia Eso sí, nunca había visto gotas de agua tan grandes, parecía imposible que las hubiera!

La tanaka la puedes encontrar o bien de forma 100% natural, la raíz en sí misma, o en unas pequeñas pastillas hechas con polvos de tanaka (el resultado es el mismo). Como te decía él, la usan para todo, desde mejorar la circulación, curar golpes, el estómago, protegerse del sol, y también como adorno (hay gente que se pinta figutas con la tanaka, como flores, hojas, etc). Te dejo una imagen de cómo preparan la que está en forma de raíz:


_________________
Una flor con una margarita en la cabeza xDDD

留得青山在,不怕没柴烧. 我主宰自己的命运...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://spaces.msn.com/lolyvilloch
Migui
Ciudadano del mundo
Ciudadano del mundo


Cantidad de envíos : 307
Edad : 32
Localización : Santiago de Compostela
Fecha de inscripción : 04/04/2009

MensajeTema: Re: Myanmar y Laos 2009: un viaje monzónico entre pagodas y búfalos   Jue 11 Mar 2010 - 4:59

Capitulo nuevo!! mysmilie_1117

Ya salieron la mejor magdalena del mundo, que se echo mucho d menos durante toooodo el viaje (sobre todo en el sur de Laos mysmilie_1119) y Mr Htoo Htoo!! que grande era, espero poder ir a visitarlo pronto Icon Smile

P.D: El coffee mix, es un sobre con cafe+azucar+leche en polvo, muy practico, calientas agua y ale ya tienes cafe con leche xDDD y esta bastante bueno Icon Wink
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Fanit
Yo fuí Marco Polo
Yo fuí Marco Polo


Cantidad de envíos : 1414
Edad : 39
Localización : Castellane
Fecha de inscripción : 24/09/2008

MensajeTema: Re: Myanmar y Laos 2009: un viaje monzónico entre pagodas y búfalos   Jue 11 Mar 2010 - 12:27

Pues lo que nos paso tequilero, fue que al ir a pagar las tasas de aeropuerto, la tia se quedo con los pasaportes y cuando le fui a dar el dinero, me dijo que no queria ninguno de los billetes que teniamos, porque simplemente no le gustaban y qu enos buscaramos la vida para cambiarlos, pero los pasaportes no nos los devolvio, asi que imaginate casi me da algo, en ese momento me dio ganas de robar una pistola y matar a alguien, menos mal que habia una chica francesa que nos los quiso cambiar y asi pudimos pagar y que nos devolvieran los pasaportes y por fin poder salir de ahi, con lo cual no guardo un gran recuerdo de Myanmar, pero bueno son cosas que pasan en los viajes.

_________________
Alemania
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
tequilero
Almirante de Vasco Da Gama
Almirante de Vasco Da Gama


Cantidad de envíos : 746
Edad : 29
Localización : Mexico lindo y querido
Fecha de inscripción : 16/01/2009

MensajeTema: Re: Myanmar y Laos 2009: un viaje monzónico entre pagodas y búfalos   Vie 12 Mar 2010 - 0:14

Que bonita vista de la Schwedagon Paya y los alrededores taan verdes icon_liebhab ! Si que debe ser una ciudad interesante ! Esa terminal aérea me recordó a la de Lviv en Ukrania, un salón con unas 30 sillas y ya... nosotros llegando 3hrs anteriores por ser vuelo internacional y acabamos facturando casi 30min antes de volar ¬¬ !!! jajajajaja las mochilas también se apilaban en una esquina y recuerdo que pensaba que no iba a llegar... no le quería quitar la vista, pero al final sí que llegaron bien Very Happy !

Y del avión que decir, también fue uno de helices bastante pequeñito... si que inspiraba respeto pero también el trato que nos dieron muy bueno, recuerdo que aterrizando en Polonia yo solo quería bajarme y besar el suelo... ese vuelo se me hizo eternooo xDD !

Te sigo ! Icon Wink
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
tequilero
Almirante de Vasco Da Gama
Almirante de Vasco Da Gama


Cantidad de envíos : 746
Edad : 29
Localización : Mexico lindo y querido
Fecha de inscripción : 16/01/2009

MensajeTema: Re: Myanmar y Laos 2009: un viaje monzónico entre pagodas y búfalos   Vie 12 Mar 2010 - 0:17

Fanit escribió:
Pues lo que nos paso tequilero, fue que al ir a pagar las tasas de aeropuerto, la tia se quedo con los pasaportes y cuando le fui a dar el dinero, me dijo que no queria ninguno de los billetes que teniamos, porque simplemente no le gustaban y qu enos buscaramos la vida para cambiarlos, pero los pasaportes no nos los devolvio, asi que imaginate casi me da algo, en ese momento me dio ganas de robar una pistola y matar a alguien, menos mal que habia una chica francesa que nos los quiso cambiar y asi pudimos pagar y que nos devolvieran los pasaportes y por fin poder salir de ahi, con lo cual no guardo un gran recuerdo de Myanmar, pero bueno son cosas que pasan en los viajes.
Vaya, que mujer tan pesada; Pero es que en esas situaciones no puedes hacer nada, por más coraje que a uno le de o querer mandarlo a.... mysmilie_121 uno se tiene que aguantar pues estás en países con leyes y reglas totalmente diferentes y no sabes que pueda ocurrir...Pero como dices son experiencias parte del viaje y lo bueno es que no todas las personas son así, siempre es bueno saber que son pequeñas excepciones Icon Wink
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Sure
Marinero de Magallanes
Marinero de Magallanes


Cantidad de envíos : 486
Edad : 32
Localización : cordoba
Fecha de inscripción : 29/09/2008

MensajeTema: Re: Myanmar y Laos 2009: un viaje monzónico entre pagodas y búfalos   Sáb 13 Mar 2010 - 22:50

Ualaaa! qué rudimentaria la terminal de vuelo! Desde luego en Asia se vé cada aeropuerto..jejejjej yo en Tai tb tuve mis experiencias!!!

Loly! veo que tú también caiste en el consumismo!!! jajaja Es difícil no pillar nada en los mercadillos callejeros..hay tannnnnntas cosas chulas!!! Yo me quedé con las ganas de pillarme pinturas típicas además de las dichosas lamparitas..

No me extraña que Fani no tenga buenos recuerdos de Myanmar.... tiene anécdotas para escribir un libro!!!! qué mal rollo la tia del aeropuerto no??
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nymeria
Es hora de volver a casa?
Es hora de volver a casa?


Cantidad de envíos : 4110
Edad : 38
Localización : Santiago de Compostela
Fecha de inscripción : 28/09/2008

MensajeTema: Re: Myanmar y Laos 2009: un viaje monzónico entre pagodas y búfalos   Dom 14 Mar 2010 - 20:08

Pues no sé, Myanmar tiene su parte negativa, siempre relacionada con el gobierno, pero luego el país y la gente sólo te dan cosas buenas, espero que no os quedéis con esa idea!
Lo del dinero es un incordio, pero lo pone en todas las guías sobre el país. Lo malo es si luego lo tienes que sacar allí, la verdad es que es muy complicado...

El país es un poco curioso para algunas cosas, como el tema de los dólares, que no pueden tener manchas, ni marcas de estar doblados, ni nada... pero este tipo de cosas son también culpa del gobierno, y la gente no tiene más remedio que adaptarse a ellas. Sin duda, el día en que llegue la democracia a Myanmar todo será más fácil, pero yo sigo recomendando ir pronto, porque algunas zonas se están turistificando, y eso hace que la mentalidad de la gente empiece a cambiar (por ejemplo, en Bagan). Lo único bueno que vi a alguna norma estatal fue la práctica inexistencia de abusos sexuales a niños y prostitución infantil, son reprimidos con tanta dureza que a nadie se le ocurre hacer esas cosas.
Nosotros, desde luego, volvimos enamorados de Myanmar, y es uno de nuestros países favoritos icon_liebhab

_________________
Una flor con una margarita en la cabeza xDDD

留得青山在,不怕没柴烧. 我主宰自己的命运...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://spaces.msn.com/lolyvilloch
Migui
Ciudadano del mundo
Ciudadano del mundo


Cantidad de envíos : 307
Edad : 32
Localización : Santiago de Compostela
Fecha de inscripción : 04/04/2009

MensajeTema: Re: Myanmar y Laos 2009: un viaje monzónico entre pagodas y búfalos   Lun 15 Mar 2010 - 2:45

Myanmar es un pais increible y la gente tambien, la unica parte negativa es el gobierno obviamente, pero solo porque tienes que ir preparado, informado un poquito y saber a lo que se va, no ir por ir mysmilie_1117
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nymeria
Es hora de volver a casa?
Es hora de volver a casa?


Cantidad de envíos : 4110
Edad : 38
Localización : Santiago de Compostela
Fecha de inscripción : 28/09/2008

MensajeTema: Re: Myanmar y Laos 2009: un viaje monzónico entre pagodas y búfalos   Miér 14 Abr 2010 - 22:03

Día 9 de septiembre de 2009: Mandalay, Amarapura, Paleik e Inwa (2ª parte)

El nombre de la pagoda de Paleik se debe a que en 1974 aparecieron allí 3 pitones procedentes de la vegetación cercana, y se quedaron en el templo. Desde entonces, los monjes las cuidan, y ellas duermen la mayor parte del día, enrolladas junto a la imagen principal de Buda que hay en el templo. La gente siente una gran veneración por esas serpientes, y todos los días por la mañana (alrededor de las 11) se hace un ritual en el que se las baña y se las seca con todo el cuidado.


En Paleik


Las pitones, dormidas

Cuando llegamos, las serpientes estaban aún dormidas, enormes, enroscadas junto al Buda, pero pronto las despertaron para conducirlas al baño. Una vez allí, todo el mundo les ayudaba a lavarse, incluidos Migui y yo, que estábamos todos flipados con las serpientes. La gente era muy amable, y nos aceptaron como si fuéramos dos birmanos más participando en el ritual (me encanta la gente de ese país! Very Happy). Tras bañarlas las secaron con esmero, y finalmente un fotógrafo profesional hizo fotos con una de ellas a algunos lugareños. Después, las serpientes se arrastraron, obedientes, hasta su pequeño lugar junto al Buda.


Parece que les gustaba el bañito!


Very Happy




La gente, haciéndose fotos con las serpientes tras el ritual


Regresando junto al Buda, ellas solitas!

Cuando salimos eran casi las 12, una buena hora para ir pensando en comer. Fuera del templo había puestos de refrescos y cangrejos cocidos, pero nuestros amigos birmanos conocían un pequeño restaurante familiar de camino a Inwa, y fuimos a comer allí. Nos pusieron unas sopas y brotes de soja para picar, y también pudimos probar un licor muy fuerte hecho con fruta mientras esperábamos la comida, que consistió en los típicos platos de noodles salteados, y unos plátanos de postre. Mr Htoo Htoo y el conductor pidieron una comida típica birmana, muy parecida a las de la India, a base de arroz y muchos cuencos pequeños con distintos tipos de curry, carne, etc. Había dos niñas en el restaurante con hojas pintadas con tanaka en la cara, y vinieron a hablar con nosotros y de paso intentar vendernos algo, cosa que no consiguieron (yo estoy en contra de comprar nada a un niño). Cuando terminamos pagamos (4300 kyats, unos 3 € por la comida de los 2), nos despedimos, y fuimos al embarcadero para coger una barcaza que nos llevase al otro lado del río, a Inwa.


Cangrejos en un puesto, en Paleik


Tráfico, de camino a Inwa


Abrebotellas típico de la zona


Fideos salteados con pollo y verduras


Con las niñas, después de comer

Al rato cruzábamos las aguas junto a un grupo de jóvenes birmanos. Mr. Htoo Htoo nos explicó que al fondo se veía Sagaing; también había un gran puente, el Puente de Ava, al que está prohibido tomar fotografías.
Una vez al otro lado, desembarcamos en una aldea de casas hechas con madera y bambú, donde contratamos unos carros con caballos para recorrer las ruinas de la antigua capital birmana. Hacerlo a pie, con el calor que hace, sería simplemente una locura. Inwa fue capital del Reino desde el siglo XIV, cuando sustituyó a Sagaing, hasta el siglo XIX, es decir, lo fue durante casi 5 siglos, en los cuales se construyeron innumerables monumentos, monasterios y pagodas. Hay muchísimas cosas para ver, de modo que es mejor centrarse en los mejores monumentos.


Cruzando el río


El carro de Fani y Adrián


Paisajes en Inwa



Tras recorrer un buen trecho con los carros, atravesamos por fin las grandes murallas de la ciudad antigua, y nada más entrar fuimos a ver un grupo amplio de pequeñas pagodas de ladrillo, un poco estropeadas por el paso del tiempo. Después, fuimos a ver el monasterio Bagaya Kyaung, un precioso edificio construido en madera de teca oscura, sostenido por enormes pilares. Al llegar, resultó que el lugar entraba dentro de los lugares por los que se paga una entrada conjunta de 10 $ (sirve también para otros lugares en Inwa y Amarapura, y para el Palacio de Mandalay, entre otros monumentos), y estaba el vigilante. Intentamos pagar menos o librarnos de pagar la entrada, pero no hubo manera. Fani y Adrián decidieron esperarnos en el coche, y Migui y yo pagamos y entramos en el monasterio. Lo peor era que había que ir descalzo, y en las zonas donde daba el sol la madera abrasaba, literalmente ahhh.


Primer conjunto de pequeñas pagodas


Bagaya Kyaung

El monasterio se construyó en 1834, y es un buen ejemplo de los antiguos monasterios birmanos en madera labrada. Nos apresuramos a meternos en el interior, y llegamos a una sala que se utiliza como escuela infantil, donde unos cuantos niños estudiaban. Luego pasamos a unas salas de techo alto, donde están las imágenes, y en las que había muchos murciélagos; la oscuridad de dentro contrastaba con la luz tan fuerte del exterior. Nos gustó mucho el lugar, el trabajo de los artesanos en la madera era realmente hermoso, y el monasterio era muy diferente a todo lo que hubiéramos visto antes.


Pequeña escuela


Sala interior


Decoración

Cuando terminamos de visitarlo regresamos al carro, y volvimos a ponernos en marcha, esta vez por caminos sin apenas sombra con ruedas marcadas en el campo, hasta que llegamos a la Nanmyin, la torre vigía, que es lo único que queda del antiguo palacio. Nos bajamos, y entramos. Se podía subir, aunque el efecto era un poco raro porque un terremoto torció un poco la torre en 1838, y se nota por dentro. Desde arriba de todo había unas vistas preciosas, especialmente hacia el lado de Sagaing. Pero el colmo era que también allí había un fulano intentando vender cosas! Cuando volvimos a bajar le dije a Mr. Htoo Htoo que me gustaría ver una especie de piscina ceremonial junto a la que habíamos pasado de camino a la torre; no podíamos volver marcha atrás por aquel camino con el carro, pero andando eran un par de minutos, así que Migui y yo nos acercamos un momento. Como hacía mucho calor no nos quedamos mucho, pero me pareció muy bonita a pesar de estar llena de hierbas y maleza por dentro, me recordaba un poco a la que habíamos visto en Polonnaruwa cuando fuimos a Sri Lanka icon_liebhab


La Nanmyin


La colina de Sagaing y el puente de Ava, desde la torre


Inwa


Piscina o baño ceremonial

Cuando volvimos al carro, muertos de calor, partimos hacia el edificio más hermoso de Inwa, el monasterio Maha Aungmye Bonzan (Ok Kyaung), hecho en ladrillo y estuco, del siglo XIX, que se conserva bastante bien. Es otro de los lugares para los que hace falta la entrada de 10 $, pero como era un poco tarde el vigilante ya no estaba, y pudimos entrar todos. En la parte baja hay algunos pasadizos, y en la alta varios pasillos muy bonitos daban acceso a las habitaciones, que por desgracia estaban cerradas.


El Ok Kyaung


Interior





Cuando salimos de allí compramos algo para picar en un puesto cercano, e iniciamos el regreso. Al llegar a la pequeña aldea junto al río nos despedimos de los conductores de los carros, y cogimos el barco de vuelta. Como nos habían hablado de la puesta de sol en el puente de teca, le pregunté a Mr. Htoo Htoo si podíamos regresar allí antes de que anocheciera, y nos dijo que sí. Como aún quedaba algo de tiempo, fuimos primero a ver una factoría textil pequeñita donde se hacía todo artesanalmente, pero no compramos nada. Luego volvimos al puente, y nos sentamos en un puesto junto al río a beber algo y esperar el anochecer. Pensábamos alquilar una barquita para ver desde ella la puesta de sol, pero de repente el cielo empezó a cubrirse y se escucharon algunos truenos, así que tuvimos que regresar de prisa a Mandalay (como muchas carreteras no están asfaltadas, en caso de tormenta muy fuerte te puedes quedar tirado en medio de un camino de barro fácilmente).


Mujer hilando en la factoría


El Puente de U Bein, lleno de gente al atardecer


Mucha gente alquila una barquita cuando se pone el sol

Una vez de vuelta en el Royal Guesthouse, hablamos con Mr Htoo Htoo para ir a Sagaing al día siguiente por la tarde; por la mañana iríamos a Mingun. A Fani y Adrián les apetecía quedarse en la ciudad, así que iríamos solos. Antes de despedirnos, nuestro amigo nos recomendó un restaurante genuinamente birmano, el Pay Taw win, y nos fuimos los dos a cenar allí. Alguna gente nos miraba, no debían estar muy acostumbrados a ver extranjeros por allí; pero enseguida vino un camarero a atendernos, que hablaba un poco de inglés. Yo pedí arroz normal y un plato de huevos de codorniz preparados con una salsa my rica, y Migui un plato de carne. Además, nos pusieron unas sopas vegetarianas. Era mucha cantidad, pero nos comimos casi todo, había sido una buena recomendación! palillos Nos costó exactamente lo mismo que la comida de ese día, 4300 kyats.


Nuestra cena! palillos




El restaurante

Después de la rica cena volvimos caminando al hotel, había sido un día largo y estábamos cansados, pero felices; el país nos estaba encantando! Very Happy Luego nos fuimos a cama, al día siguiente tocaría madrugar de nuevo.


Espero que os haya gustado el capítulo, aunque me temo que me he pasado de nuevo con las fotos, ay! ops

Intentaré colgar pronto el siguiente: Mandalay-Mingun-Sagaing (más conocido como "el día que Migui se rompió el dedo del pie" sad)

_________________
Una flor con una margarita en la cabeza xDDD

留得青山在,不怕没柴烧. 我主宰自己的命运...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://spaces.msn.com/lolyvilloch
tequilero
Almirante de Vasco Da Gama
Almirante de Vasco Da Gama


Cantidad de envíos : 746
Edad : 29
Localización : Mexico lindo y querido
Fecha de inscripción : 16/01/2009

MensajeTema: Re: Myanmar y Laos 2009: un viaje monzónico entre pagodas y búfalos   Dom 18 Abr 2010 - 1:46

Geniaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaal este capítulo Loly !! Parece que fue un dia bastante movido y se ve que lo aprovecharon muy bien Very Happy !! Que curioso lo del templo y las serpientes (y que buena vida deben llevar xDD jajajajajaja) y la foto de las palomas es buenisimaaaa, también me recordo a esa película ahhh

Muuuuy bonitos todos los templos y cada uno tan distinto del otro... el monasterio Maha Aungmye Bonzan debe ser todavía mejor en vivo (con ese color amarillo)

Esperando la próxima entregaaa :P

pd. NUUUUUUUUUNCA son demasiadas fotos icon_winken
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Fanit
Yo fuí Marco Polo
Yo fuí Marco Polo


Cantidad de envíos : 1414
Edad : 39
Localización : Castellane
Fecha de inscripción : 24/09/2008

MensajeTema: Re: Myanmar y Laos 2009: un viaje monzónico entre pagodas y búfalos   Lun 19 Abr 2010 - 16:58

Muy bueno el capitulo, casi muero ese dia con el calor, corroboro lo de que nunca son demasiadas fotos.

_________________
Alemania
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Vittorio
Yo fuí Marco Polo
Yo fuí Marco Polo


Cantidad de envíos : 1022
Edad : 32
Localización : Sada (A Coruña)
Fecha de inscripción : 21/02/2009

MensajeTema: Re: Myanmar y Laos 2009: un viaje monzónico entre pagodas y búfalos   Mar 20 Abr 2010 - 14:13

me pongo al dia y tengo que decir que increible y mucha envidia!!

_________________
Very Happy 천안 rocks!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Migui
Ciudadano del mundo
Ciudadano del mundo


Cantidad de envíos : 307
Edad : 32
Localización : Santiago de Compostela
Fecha de inscripción : 04/04/2009

MensajeTema: Re: Myanmar y Laos 2009: un viaje monzónico entre pagodas y búfalos   Jue 22 Abr 2010 - 16:42

Me uno a la opinion general de que nunca son demasiadas fotos, asique ya sabes, tienes carta blanca para subir las que quieras xDDDD

Por mas que miro la foto de los pajaros, me siguen dando el mismo miedo ops

Me encanto ese dia, lo pasamos muy bien, y fue bien aprovechado! Arg el siguiente capitulo no se si me gustara tanto mysmilie_1119
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nymeria
Es hora de volver a casa?
Es hora de volver a casa?


Cantidad de envíos : 4110
Edad : 38
Localización : Santiago de Compostela
Fecha de inscripción : 28/09/2008

MensajeTema: Re: Myanmar y Laos 2009: un viaje monzónico entre pagodas y búfalos   Miér 16 Jun 2010 - 15:08

Bueno, acabados mis exámenes, ya tengo tiempo para dedicarle al Diario de nuevo. Aquí tenéis el siguiente capítulo, el del fatídico día! sad

Día 10 de septiembre de 2009. Mandalay, Mingun y Sagaing

Nos levantamos tempranito, sin imaginarnos aún que ese día cambiaría todo el resto del viaje. Cogimos las mochilas con lo necesario para pasar el día, bajamos a desayunar (como siempre, huevo, tostadas, plátano, y té –birmano o chino- y café), y luego salimos; ese día iríamos a Mingun. No era tan temprano como otros días, y Mandalay bullía de actividad. Los monjes atestaban pequeñas furgonetas destartaladas, y la gente se dirigía a sus trabajos, mientras otros monjes y monjas pedían limosna en los distintos negocios. Como teníamos tiempo de sobra, fuimos caminando despacio, viendo cómo era la vida en la ciudad. Para ir a Mingun hay que cruzar el río Ayeyarwady, de modo que primero teníamos que ir al embarcadero.


Un bus lleno de monjes


En el kiosko

Recorrimos la ciudad dando un paseo. Mandalay ya no parecía tan caótico como cuando llegamos, y no había muchos problemas para cruzar la calle si tenías un mínimo de cuidado. En una de las calles nos encontramos a un pequeño grupo de niñas monjas, casi todas con la cabeza tapada con una tela para protegerse del sol, que hacían recuento de lo que les habían dado aquella mañana. Paramos un momento junto a ellas, nos miraron y nos sonrieron. Luego les hicimos unas fotos y se las enseñamos, creo que les gustó verse en ellas, se reían mucho! Icon Wink


Las niñas-monjas

Una vez en el pequeño puerto nos perdimos un poco; pensábamos que había que ir hacia el lado izquierdo, y hacia allí tiramos. En realidad nos encontramos caminando por un barrio pesquero bastante pobre, con chozas construidas sobre la arena. Al otro lado de la arena, infinidad de barcos esperaban muy juntos a llenarse de mercancías y pasajeros, mientras los iban cargando. Decidimos preguntar, y nos indicaron una caseta, justo por donde habíamos entrado en la playa, en la que nos venderían los billetes para el barco. Llegamos, dimos nuestros datos y número de pasaporte (el gobierno de Myanmar, controlando en todo momento!), y pagamos 4.500 kyats cada uno por el viaje de ida y vuelta, más 3 $ por la entrada de Mingun y Sagaing. Los barcos suelen salir hacia las 9 de la mañana; en cuanto se reunió un grupo de gente, nos indicaron que podíamos bajar a la playa de nuevo, y nos señalaron el barco en el que subiríamos. Para llegar a él tuvimos que atravesar un par de barcos más por dentro, y por fin subimos al nuestro. Decidimos ir arriba, en cubierta, para disfrutar mejor del paisaje y el sol matutino.


El puerto de Mandalay


Chozas en la playa


Cargando mercancías

Al cabo de un ratito partimos hacia Mingun, surcando el río Ayeyarwady. Por el camino se veían pequeñas islas de arena blanca y vegetación de juncos, con casas de pescadores que a mí me recordaban un poco a los antiguos poblados vikingos (aunque mucho quizá no se parezcan...). El trayecto lleva más o menos una hora, de modo que tuvimos tiempo para relajarnos en la cubierta e ir observando la vida en las orillas, los pescadores, la gente que cortaba juncos... Tras un buen rato empezamos a ver a lo lejos la enorme pagoda de Mingun, una mole rojiza destacando en el paisaje. El barco se fue aproximando poco a poco, hasta que por fin amarramos en una playa. Nos dijeron que recordásemos cuál era, y que teníamos que estar de vuelta a las 13:00, así que teníamos unas 3 horas para ver la zona.


Pueblo en una islita... no sé si a alguien más le recordará a los vikingos...


Ya se ve Mingun!


Llegando al pueblo

En la playa un carro tirado por vacas esperaba a ver si alguien quería alquilar sus servicios para recorrer la ciudad. No nos hacía mucha falta, para algo tenemos piernas! Icon Wink Echamos a andar por el camino principal, y en nada llegamos a la zona donde están los monumentos. Lo primero que vimos fue la Pondaw Paya, una pequeña pagoda que en realidad era la maqueta según la cual iban a construir la gran pagoda de Mingun. Justo detrás de ésta estaba la Settawya Paya, una pagoda blanca con una decoración más labrada que la mayoría, y bastante chula. En ella, supuestamente, se conserva una huella de Buda como reliquia (a juzgar por el número de huellas que hay por ahí, el Buda este debió estar en todas partes!). Entramos; la luz en el interior era un poco azulada, y en medio estaba la huella, enorme, cubierta por un cristal. Entonces escuchamos llorar a unos cachorros, y salimos corriendo a verlos: una señora estaba fuera con un montón de perritos pequeños, y allí nos quedamos un rato, eran tan bonitos! Luego tiramos hacia la parte del río, y bajamos las grandes escaleras ceremoniales que llevan al agua desde la pagoda, adornadas con estatuillas budistas. Desde allí abajo la imagen de la Settawya imponía mucho más, era preciosa!


Carros que esperan a los viajeros más cómodos


Settawya Paya


Cómo cambia el asunto desde esta perspectiva! Icon Smile


Definitivamente, está hecha para verse desde abajo!

Tras contemplar un rato el río volvimos a subir, atravesamos el pequeño pueblo y vimos unas enormes estatuas de unos chinthe (deidades guardianas mitad dragón, mitad león); antiguamente miraban al río Ayeyarwady, pero hoy están tan destruidos que apenas se aprecia la forma que tenían. Justo enfrente de ellos está la gran pagoda de Mingun. Esta pagoda fue empezada a construir a finales del siglo XVIII con mano de obra esclava y prisioneros de guerra, y pretendía ser la más grande del mundo (iba a ser 3 veces más alta de lo que es hoy!); pero el rey que inició el proyecto, Bodawpaya, murió, y las obras quedaron inconclusas. En 1838 hubo un gran terremoto, que quebró la estructura de la pagoda, y la dejó medio en ruinas. Y muchos años después, allí estábamos nosotros, en la base de aquella mole de ladrillos medio rota.


La gran pagoda de Mingun, hecha trizas

Aunque aún no era mediodía, ya hacía mucho calor... Por la pared exterior que hay a la derecha de la puerta había una empinada escalera, medio rota igual que la pagoda, con casi toda su superficie bajo los rayos del sol.... Nos quitamos las sandalias (también para eso había que descalzarse!), las dejamos en la base, y empezamos el penoso ascenso icon_verlegen Los ladrillos quemaban muchísimo, me daba la impresión de estar atravesando un pasillo de brasas, pero hacia arriba... De verdad, por muy chulas que sean las vistas desde arriba, no merece la pena pasarlo tan mal para subir, a no ser que lleves calcetines. Con ellos también te dejan subir, y no te quemas tanto. Pero nosotros no teníamos... ops

Subíamos lo más rápido que podíamos, parando a descansar cuando había un mínimo pedazo de sombra o hierba que eliminase la sensación de que nos ardían los pies; y entonces, en el último tramo, vi que Migui tropezaba con un escalón! Decía que le dolía muchísimo el pie, aunque externamente no se veía mucho daño. Acabamos de subir, y arriba aún era peor. Los ladrillos quemaban, y sólo cogiendo un poco de hierba y poniéndola debajo podías aguantar hot2 Además, la superficie se había hundido en algunas zonas, y había que ir con cuidado, bordeando huecos y medio trepando en algunos sitios. Las vistas eran muy buenas desde allí, pero a Migui le dolía cada vez más el pie, y decidimos bajar ya.


Nuestra única foto desde lo alto de la pagoda

Una vez abajo, compré agua fría e hicimos una pequeña cura en un chiringuito donde pudimos sentarnos a la sombra. Ahora sí empezaba a tener peor aspecto, mierda! sad Esperamos un rato sentados, y luego él me dijo que fuera a ver alguna cosa si quería, que él me esperaba allí. Me acerqué un momento a la puerta de la pagoda maldita, eché un vistazo y volví. Aparte de unos niños monjes que andaban por allí, lo único destacable era un gran cartel que daba fe de que dos pardillos españoles habían pasado por allí y habían soltado 50.000 kyats para la pagoda!


(Traducción: por aquí pasaron unos pardillos españoles)

Cuando regresé junto a Migui me dijo que creía que podría ir andando despacito, así que lo intentamos. Fuimos a ver la campana de Mingun, del siglo XIX, que con sus 90 toneladas es la más grande del mundo, y llegamos hasta la pagoda Hsinbyume, la más bonita de la ciudad. La construyó un rey a principios del siglo XIX, en memoria de su mujer, la princesa Hsinbyume, y su estructura representa el plano budista del cosmos, con siete terrazas concéntricas que serían las montañas circundantes y una parte más alta que sería el Monte Meru. Migui sólo podía caminar con las sandalias, pero había que descalzarse, así que sólo me dejaron pasar a mí. Desde abajo la pagoda parece una gigantesca tarta de merengue y nata, con sus terrazas blancas. Luego, a medida que vas subiendo, se pierde un poco esa sensación de blancura absoluta, al ver las terrazas desde arriba y las escaleras laterales desgastadas de pasar la gente. Hay una escalera central, cubierta, que es muy bonita; una vez llegas arriba, se extiende ante ti todo el paisaje de Mingun, con la pagoda maldita al fondo.


La Hsinbyume Paya... una gran tarta de merengue y nata!


Escalera interior

Cuando terminé de ver la pagoda decidimos ir tirando hacia la zona del embarcadero, para poder ir caminando despacito. Cuando estábamos llegando empezó a llover, y nos refugiamos en una casa donde también preparaban comidas sencillas; pedimos dos platos de noodles con verduras, y mientras esperábamos paró de llover. Nos comimos todo en un momento, pagamos (3.500 kyats), y fuimos caminando despacio hacia la playa. Nuestro barco estaba ya allí, así que subimos, y comenzamos el regreso a Mandalay.


De regreso a Mandalay

El trayecto de vuelta fue tranquilo; volvimos a ir en cubierta, donde se estaba muy bien con el sol y la brisa del río. Cuando por fin llegamos al muelle de Mandalay, ya vimos que estaba allí Mr. Htoo Htoo esperándonos para ir a Sagaing. Le dijimos que no sabíamos si Migui podría andar mucho, al tener el pie mal, pero no anulamos la pequeña excursión. La gran pregunta era si el dedo estaba roto o no, pero no lo parecía; nuestro amigo nos dijo que había algunos remedios tradicionales birmanos que quizá le aliviaran el dolor, así que si seguía así algo habría que probar... ops


Una niña en un barco del puerto

Fuimos hasta el tuk tuk y partimos. Primero fuimos a ver una pequeña factoría donde procesaban oro, que era bastante interesante. En Myanmar mucha gente compra finísimas láminas de oro como ofrenda a Buda, y después las fijan sobre alguna de las estatuas más veneradas. En Mandalay está una de ellas, el Buda Mahamuni, al que iríamos más tarde. En el taller de oro llamaba la atención el trabajo de unos hombres que batían el oro con unos grandes martillos, en un trabajo titánico, para hacer láminas lo más finas posible. Para controlar el tiempo que tenían que trabajar sobre cada trozo, utilizaban unos curiosos relojes de agua. Cogimos uno de los martillos sólo unos segundos... cómo pesaba aquello! hot2


Un trabajo durísimo!

Una vez obtenían las láminas de oro las procesaban en otra habitación, en la que las cortaban en trozos iguales y las metían en unos sobrecitos de papel. Era un trabajo de chinos... Me pusieron una lámina del oro más fino en la mano, se deshacía en un polvillo dorado que se pegaba a la piel. Al parecer, a veces se usa incluso en alimentos!
Al terminar la visita pusimos rumbo a Sagaing. La última de las antiguas capitales (aunque sólo lo fue en el sigo XIV, durante 49 años, y durante 4 años más en el siglo XVIII) no está lejos de Mandalay, a unos 20 km. Mientras íbamos hacia allá, paramos a hacer unas fotos a un barco tradicional similar al que había en Yangon, en otro lago. Tuvimos que esperar bastante para cruzar, porque nos cruzamos con infinidad de furgonetas y camiones repletos de gente con banderas, toda vestida de amarillo, que iban un partido de fútbol. Al parecer hay mucha afición!


Procesando las finísimas láminas de oro


Hinchas futboleros


Otro barco estilo birmano antiguo

Para llegar a Sagaing hay que cruzar un puente sobre el Ayeyarwady. Antes de atravesarlo paramos a hacer unas fotos de la colina desde el otro lado, y después tiramos hacia la Kaunghmudaw Paya, que no se suele incluir en las visitas a Sagaing. Esta pagoda tiene una gran cúpula blanca de 46 m., que sigue el modelo de una stupa de Sri Lanka, de modo que es bastante distinta a otras que hay en Myanmar. El interior era interesante, pero nos gustó más lo de fuera (además, para hacer fotos dentro había que pagar); había multitud de pequeños puestos de tanaka y objetos tradicionales, un grupo de gente se arremolinaba alrededor de un predicador, etc. La tanaka la venden ya sea en pastillas para deshacer, procesada, o bien directamente la propia la raíz. Compramos unas pastillas (1.700 kyats), y la señora me pintó la cara como lo hacen ellos. Era una sensación extraña, pero se supone que protege del sol y es bueno para la piel, así que no estaba mal! También nos dieron una raíz, enorme! Aún la tenemos por casa...
Mr Htoo Htoo nos explicó los distintos usos de la tanaka y otras raíces que había allí (desde beber el polvo con agua para depurar el organismo, usarlo como antiinflamatorio o para mejorar la circulación, etc) y luego preparó un poco de tanaka para extenderla sobre el dolorido pie de Migui.


Pagoda junto al puente


La cúpula de la Kaunghmudaw Paya


Tanaka!


Así van los transportes de llenos, normalmente...

Al salir de la pagoda fuimos directos a la base de la colina de Sagaing, donde nos dejó el tuk tuk. Cuando vimos aquella cantidad de escalones flipamos! En toda la zona de Sagaing hay una gran cantidad de corredores con escaleras, cubiertos y rodeados de vegetación, de un estilo muy asiático, que comunican los distintos templos y colinas entre sí. Fuimos subiendo despacio, a nuestro ritmo. A mí me costaba el esfuerzo, pero Migui no lo llevaba tal mal a pesar de dolerle el pie. Por fin, llegamos arriba del todo, con la lengua de fuera hot2


Pasillos que recorren las colinas...



Había, cómo no, una pagoda, con una gran explanada para contemplar el paisaje de Sagaing. Como teníamos la entrada de Mingun, sólo tuvimos que enseñarla y pasamos. Tuvimos que descalzarnos, y subimos a la zona más alta. Había pagodas por todas partes, muchísimas! junto al río, trepando por las colinas... mirases donde mirases, había alguna. Al parecer, en la zona hay unas 500, nada menos! nuestro amigo nos explicó que la gente era muy devota en la zona, y muchas veces decidían construir pagodas nuevas como muestra de su devoción por Buda. Además, hay mucha gente que acude a Sagaing para pasar unos días en alguno de los monasterios, meditando; es un lugar muy espiritual.


En lo alto de la pagoda




Mirases donde mirases, había cientos de pagodas!!


Esta me encantaba, pero hay que subir muchos más escalones...


Llevo tanaka!


Ahí se ven los corredores cubiertos

Cuando íbamos a marcharnos ya, paramos en un puesto a comprar unas aguas para refrescarnos. Vendían también unos palos de madera tallados, con unas bolitas en un lado. Ninguno sabíamos para qué servían, y Mr. Htoo Htoo le preguntó al vendedor. Al parecer era un aparato de masajes! Nuestro amigo lo probó y dijo que estaba genial, así que acabamos comprando dos, uno para nosotros y otro para él, le hizo tanta ilusión! (qué hombre tan abrazable! icon_hug). Nos costó todo 3.100 kyats.

Iniciamos el regreso, y les pedimos que nos llevasen a algún sitio a ver la puesta de sol, así que tras pasar el puente paramos en un lugar donde había unos barcos atracados en el río, cargados con montones de pequeñas piedras. Subimos a uno de ellos (los señores del barco eran súper amables) y disfrutamos de un pequeño momento mágico, fue precioso ver el atardecer desde allí.


Atardecer



Ya de camino a Mandalay, nos comentaron que sólo hacía un par de meses, en julio, todas aquellas carreteras habían quedado inundadas por completo con el monzón, aislando la zona de Sagaing (al parecer el agua llegaba casi a la cadera!). Por lo que nos contaron, es mejor evitar julio y agosto para viajar por la zona, si es posible.
Al cabo de un rato entrábamos en la ciudad, y Mr. Htoo Htoo nos llevó a ver el Buda Mahamuni, en la pagoda del mismo nombre. Para llegar hasta él hay que recorrer uno de los cuatro pasillos llenos de tiendecillas y puestos (muchos venden objetos para la buena fortuna o relacionados con la religión) que llevan hasta la capilla central; me recordó un poco a la Sule Paya de Yangon. Este Buda es uno de los más venerados de todo Myanmar, y muchísima gente acude cada día a depositar finísimas láminas de oro sobre su cuerpo. Es muy curioso, su cara está reluciente y pulida, pero el resto del cuerpo está recubierto de protuberancias de oro. De hecho, se supone que le han añadido ya unos 15 cm. de oro macizo, poco a poco! (una media tonelada en total, casi nada!). A nosotros nos puede parecer poco los 2 o 3 € que cuestan esas láminas, pero para una persona birmana representan mucho dinero (un sueldo normal son unos 50 € al mes). Cuando llegamos ya no dejaban acceder a la gente a la estatua, y tan sólo unos pocos monjes la lavaban y aseaban (aún así, las mujeres no pueden subir nunca a la plataforma de la estatua, sólo los hombres pueden depositar el oro).


Fábrica de budas


Pasillos comerciales de la pagoda


Objetos de papel maché para atraer la fortuna, que hay en prácticamente todos los templos importantes

Estuvimos un ratillo en la pagoda, observando cómo los monjes hacían el ritual de limpieza de la estatua, y luego fuimos a una pequeña agencia que conocía Mr Htoo Htoo para comprar los vuelos a Bagan, a donde volaríamos al día siguiente. Nos costaron 32 $ a cada uno, más baratos que en el hotel o en una agencia que había allí al lado. Después regresamos de nuevo a la guesthouse, le pagamos a Mr Htoo Htoo (15 $ entre los dos) y nos despedimos de él hasta el día siguiente. Subimos a la habitación a cambiarnos, y en nada llamaron a la puerta Fani y Adrián, que nos contaron que tenían que regresar a Bangkok. En fin, si era necesario, qué se le iba a hacer! Al final se marchaban también al día siguiente, y los vuelos salían casi a la misma hora, así que podíamos ir todos en el mismo taxi.


El Buda Mahamuni

Tras descansar un rato decidimos ir a un ciber que había en la calle paralela a la nuestra, y estuvimos un rato intentando leer el correo. Al final miramos un par de cosas importantes, porque aquello iba más lento que una tortuga... ops y eso que en aquel sitio en concreto tenían un programa para saltarse la prohibición de acceder a yahoo y hotmail, y podíamos entrar en nuestras cuentas. Saludamos en el foro, y luego nos fuimos a cenar al Mann otra vez, el omnipresente arroz salteado con verduras y huevo. Cuando estábamos allí comiendo llegó Mr Htoo Htoo en bici; nos había estado buscando por distintos restaurantes de la ciudad, para darle a Migui un pequeño tarro de pomada tradicional birmana, conocida en occidente como “bálsamo del tigre”, que está hecha a base de ingredientes naturales de hierbas y aceites esenciales. Fue creado a finales del siglo XIX y es muy bueno para el dolor y las inflamaciones. Le dijo que se lo pusiera en el pie, que así le mejoraría mucho, y le explicó cómo extenderlo. Le dimos las gracias y luego regresó a su casa. Qué hombre tan bueno, de verdad! icon_hug
Cuando terminamos de cenar volvimos al hotel, y Migui se hizo una pequeña cura. Tenía el pie peor que por la mañana, a ver si funcionaba el bálsamo! Se lo echó, y tomó también una pastilla para el dolor... Luego nos fuimos a dormir; al día siguiente tocaba madrugar de nuevo, como ya era costumbre!


Hasta aquí este capítulo... esta vez sí me he pasado con las fotos, madre mía!!! doh

Espero poder colgar pronto el siguiente: Mandalay-Bagan

_________________
Una flor con una margarita en la cabeza xDDD

留得青山在,不怕没柴烧. 我主宰自己的命运...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://spaces.msn.com/lolyvilloch
Sure
Marinero de Magallanes
Marinero de Magallanes


Cantidad de envíos : 486
Edad : 32
Localización : cordoba
Fecha de inscripción : 29/09/2008

MensajeTema: Re: Myanmar y Laos 2009: un viaje monzónico entre pagodas y búfalos   Sáb 26 Jun 2010 - 0:36

Al fin me he puesto al día con este diario!!! Qué mala suerte tuvo Migui, el pobre!!! encima que todo parecía que era subir y bajar escaleras! Lo tuvo que pasar fatal...

Menudo atardecer tan chulo os brindó! Es increíble el dineral que invierten en los budas y pádogas recubiertos de láminas de oro. 15 cm de recubierto en oro es MUCHA PASTA!!!! Es algo que me llamó muchísimo la atención en Asia...trás la pobreza que hay, que haya ese contraste con las pádogas, templos y budas de oro que hay por todas las ciudades...

Tengo ganas de seguir leyendo sobre vuestro viaje, está muy interesante!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nymeria
Es hora de volver a casa?
Es hora de volver a casa?


Cantidad de envíos : 4110
Edad : 38
Localización : Santiago de Compostela
Fecha de inscripción : 28/09/2008

MensajeTema: Re: Myanmar y Laos 2009: un viaje monzónico entre pagodas y búfalos   Lun 19 Jul 2010 - 13:41

Aquí tenéis el siguiente capítulo del Diario, espero que os guste! Icon Wink

Día 11 de septiembre de 2009. Mandalay-Bagan

Nos levantamos temprano y bajamos a desayunar. A Migui le molestaba bastante el pie, aunque parecía que lo tenía un poco mejor, así que decidió quedarse y descansar por la mañana, mientras yo iba con Mr. Htoo Htoo a ver el resto de Mandalay.

A las 7:30 había quedado con él, y ya estaba esperándome. En primer lugar, fuimos a un hermoso monasterio de madera labrada, el Shwe In Bin Kyaung. Es bastante grande, y está construido sobre una serie de pilares. Las puertas, el tejado, etc, están trabajados en madera de teca artesanalmente. Mientras lo visitábamos había unos cuantos monjes por allí, al parecer está en el centro de un barrio monástico. No nos llevó mucho tiempo el recorrido, pero a pesar de no ser muy grande me gustó mucho este lugar.


Shwe In Bin Kyaung



Al salir del monasterio volvimos al tuk tuk. El conductor había comprado un periódico de fútbol, donde salían los equipos españoles! confused Me lo enseñaron, y Mr. Htoo Htoo me estuvo contando que seguían los partidos de la liga española porque tenían un juego de apuestas, con un cartoncito que iban rellenando, y así veían si habían acertado o no. Me enseñó el periódico y la tarjeta con los partidos, era muy curioso! no era como una quiniela, sino un juego local alternativo, que me llamó muchísimo la atención.

Después nos dirigimos al recinto del Palacio de Mandalay. Tras atravesar el gran foso, cruzamos una puerta de la muralla, la única por la que pueden pasar los extranjeros. Dentro hay un área grande en la que está prohibido hacer fotos, porque es una zona militarizada. Aunque desde fuera no se aprecie tanto, el interior del recinto es enorme, con bosques, instalaciones militares y demás, y continuamente veíamos camionetas con soldados, alambres de espino, barracones, etc. Por supuesto, también está prohibidísimo salirse de la carretera que en línea recta conduce al Palacio Real. Al cabo de un ratito llegamos a la entrada, flanqueada por cañones, y tuve que ir a enseñar mi entrada a un señor muy amable, con el que estuvimos hablando un poquito. El Palacio se nota bastante que está reconstruido, el dorado de los tejados y la decoración se ve muy nuevo; y es que no se respetaron los materiales originales, sino que se hizo mucho uso de hormigón en las columnas, y aluminio en el caso de los tejados.


El foso, con la colina de Mandalay al fondo


Palacio de Mandalay


Sala palaciega en el pabellón principal

En realidad, el Palacio no era sólo un recinto real, sino una pequeña ciudad amurallada dentro de Mandalay. La parte palaciega se construyó en el siglo XIX, y en él vivieron dos reyes birmanos, cuyas estatuas y fotografías se pueden contemplar en el interior. Después fue ocupado por los colonizadores ingleses, y más adelante por los japoneses. Finalmente, durante la II Guerra Mundial, en marzo de 1945, ardió hasta los cimientos.
La historia reciente del Palacio es bastante triste para la ciudad. Al ser uno de los símbolos de Mandalay, la junta militar decidió reconstruirlo, y para ello recurrió al trabajo forzoso tanto de presos como de los hombres de la ciudad sad

A pesar de que el Palacio fuese de reciente reconstrucción, la visita no deja de ser interesante. Hay fotografías de la antigua familia real y del palacio originario, y te puedes hacer una idea de cómo era la vida allí. La parte principal es un pabellón llamado el “Palacio de Cristal”, en el que vivían los reyes. En los aposentos reales no hay mucho mobiliario, pero sí están las camas (con polvo de siglos debajo, debe ser que ahí no limpian!), se puede ver el salón del trono (éste estaba elevado, y se accedía a él por una escalera en la habitación contigua), un pequeño museo con piezas antiguas de ropa, palanquines y demás (para entrar en este último, como era aún muy temprano, tuvimos que pagar un mini-soborno, menos de 30 céntimos de euro)… Aunque esté todo bastante vacío en general, pues el fuego devastó prácticamente todo, vale la pena.


Por estas escaleras se llegaba a uno de los tronos en la habitación contigua


Trono del rey Thibaw


Una habitación de la parte privada del palacio


Aposentos reales (veis el polvo debajo? barrer)

Una cosa que me llamó muchísimo la atención fueron una especie de casitas pequeñas de madera clara sobre algunos de los tejados. Resultaron ser puestos de vigilancia militar, que quedaban rarísimos sobre los recintos palaciegos. Tras visitar el recinto en general, decidimos subir a la antigua torre de vigilancia del palacio, un edificio de planta redonda con una escalera en espiral que sube por fuera. A pesar del calor, valía la pena subir. Desde lo alto se divisaba todo el recinto, que parecía no tener fin, era mucho más grande de lo que parecía desde fuera. No parecía un recinto palaciego en medio de una ciudad, sino un gran bosque. En la zona del palacio, se veían mucho más claramente las casetas de vigilancia, rarísimas sobre los tejados! confused


Torre del Palacio


Vistas desde la torre, con las casetas extrañas



Tras un rato contemplando el panorama, bajamos de la torre y regresamos al edificio principal, junto al que estaba la salida. Mucha gente desaconseja la visita al palacio por los 10 $ de la entrada (como os decía en el capítulo de Inwa, sirve para entrar en muchos sitios), que van al gobierno. Pero también van al gobierno un porcentaje de las comidas, el alojamiento, los vuelos, etc. Yo también estoy de acuerdo en minimizar la cantidad que va a la odiosa Junta militar en la medida de lo posible, pero creo que también es necesario ver lo que hay, y reflexionar sobre ello. Si se quiere evitar que nada de tu dinero vaya a la Junta, la única opción es no viajar al país y elegir otro destino.

Tras abandonar el recinto del Palacio Real, Mr. Htoo Htoo me llevó a ver un bellísimo monasterio de madera, más hermoso aún que el que había visto a primera hora de la mañana. Es el Shwenandaw Kyaung, y para entrar en él es necesaria la entrada combinada de 10$. Este monasterio es particularmente interesante porque conserva el estilo del antiguo Palacio, del que formaba parte. El rey Mindon vivía en él, y también murió entre sus paredes. Curiosamente, tras su muerte decidieron convertirlo en monasterio y trasladarlo pieza por pieza a su emplazamiento actual. De este modo, se salvó de las bombas incendiarias que durante la guerra destruyeron el resto de los recintos palaciegos.


Shwenandaw Kyaung

El monasterio es uno de los mejores ejemplos que se conservan en madera labrada, incluso más bonito que el que habíamos visto en Inwa. La madera se recubre con una especie de pintura oscura y un poco aceitosa para que se conserve mejor, aunque en las zonas más expuestas al sol acaba desapareciendo. Todo estaba trabajado por artesanos, los marcos de las puertas, las ventanas, el interior, el tejado… multitud de figuras aparecían por todas partes, muy hermosas. En el interior, se conservan muy bien una serie de Jataka (escenas de la vida de Buda), labradas también en madera. Este lugar fue uno de los monumentos que más me gustaron de los que vimos durante nuestra estancia en Mandalay.


Interior


Detalle del tejado

Justo al salir Mr. Htoo Htoo me enseñó un árbol que había en el patio, con unas frutas extrañas, y me dio a probar una. Era un sabor muy ácido, pero distinto al del limón. No estaba mal, pero no me acababa de convencer…

A continuación fuimos a visitar la Kuthodaw Paya, a la que se conoce también como el “libro más grande del mundo”, porque contiene 729 monolitos de mármol llenos de escrituras budistas, cada uno de ellos dentro de una pequeña estructura en forma de pagoda. Es del siglo XIX, y se ha calculado que, leyendo a un ritmo de unas 8 horas diarias, una persona necesitaría 450 días para leer el “libro” completo! A mí me parece un poco exagerado, pero podría ser; de hecho, en 1900 se hizo una edición en papel, con 38 volúmenes de unas 400 páginas. Vamos, que ya hay que tener ganas de leer! Dimos una vuelta por allí, observando las estelas de mármol, la pagoda dorada central, y a la gente... Al parecer, los viernes va mucha gente a pasar el día a las pagodas y escuchar sermones budistas. Había varios grupos de personas rezando, escuchando a monjes con mucha atención, etc.


Estela con una parte del "libro"


En cada una de estas estructuras hay una parte del libro


Pasillo hacia el interior de la pagoda


Pagoda central


Fieles budistas

Desde la Kuthodaw Paya nos dirigimos a la colina de Mandalay, que domina toda la llanura circundante. Para llegar lo más alto, a 230 m., se puede ir andando o bien tomar algún tipo de transporte; pero no todos están permitidos, y tuvimos que dejar nuestro tuk tuk en la base de la colina. Mr. Htoo Htoo negoció con el conductor de una camioneta, y subimos por 800 kyats los dos. Fue toda una experiencia, era una especie de camión abierto por detrás donde se hacinaba la gente hasta que ya no cabían más. Allí fuimos, por un tortuoso camino, hasta que llegamos arriba. Una vez allí tuve que pagar 500 kyats por la cámara de fotos, y 200 por dejar los zapatos (una vez más, había que ir descalzo a todas partes). La pagoda sobre la colina era bonita, y desde la gran terraza había buenas vistas. Por desgracia, había un poco de neblina, lo que impedía ver con mucha claridad algunas cosas. Lo que sí se veía era una prisión de dimensiones gigantescas, muy siniestra…


Panorama desde la colina


La prisión


Nagas con ofrendas monetarias en la boca


En la pagoda

Una de las cosas más curiosas que vimos fueron unas enormes escaleras mecánicas, las únicas que vi en todo el país, que subían un pequeño tramo de colina, desde donde suelen aparcar los vehículos. Y muy cerquita, había también un ascensor!! Era muy surrealista! Shocked



Hay una leyenda que dice que Buda llegó a esta colina con uno de sus discípulos, y predijo que 2400 años después se fundaría allí una gran ciudad. Y al cabo de ese período de tiempo, el rey Mindon Min decidió trasladar la capital desde Amarapura a Mandalay.


Pagoda sobre la colina


Monos hechos con cocos en un puesto de recuerdos

Cuando terminamos de visitar esta parte volvimos a tomar otro transporte colectivo para descender de la colina, por el mismo precio. El camino esta vez me pareció un poco más largo que a la ida, pero por suerte no iba tan lleno. Compartí trayecto con unos monjes y una mujer con su bebé, todos muy entrañables.


En el colectivo

Al llegar abajo Mr. Htoo Htoo me enseñó los dos grandes leones que guardan la puerta suroeste de la colina, y volvimos a nuestro tuk tuk, que ya nos esperaba. La última visita del día fue la pagoda Kyauktawgyi, muy conocida debido a su famoso ocupante, un enorme buda de 8 metros de alto, hecho en un bloque de mármol de 900 toneladas. Se dice que el bloque original era tan inmenso que 10.000 hombres tardaron 13 días en transportarlo desde el canal!


Leones guardianes


El gran buda de mármol


Restaurante improvisado para la gente que va a pasar el día a la pagoda

Una vez visitada esta última pagoda me llevaron al hotel. Llamé a Migui para que se pudiera despedir de nuestros amables compañeros de los últimos días, y del tuk tuk. Estuvimos un poquito con ellos, y luego nos despedimos del conductor. A Mr. Htoo Htoo, que nos había conseguido un taxi al aeropuerto por 15 $ (lo normal son 20), le veríamos de nuevo después. A Migui le había sentado bien el descanso, y parecía que tenía un poco mejor el pie Very Happy


Nuestro tuk tuk


Una foto de recuerdo, todos juntos photo

Subimos a la habitación y recogimos todas las cosas. Luego fuimos a hacer el check out y nos reunimos con Fani y Adrián, que esperaban abajo. A eso de la una y pico nos tocaba salir para el aeropuerto, y un poco antes llegaron nuestro amigo y el taxista que se encargaría de llevarnos. Nos despedimos de Mr. Htoo Htoo con pena mysmilie_266 , y le escribimos una pequeña nota de recomendación, para que pueda enseñarla a otros españoles que vayan por allí. Es una persona maravillosa, de verdad. Si alguien quiere utilizar sus servicios que nos lo diga, y le pasamos su correo. Si no, una vez en Mandalay podéis preguntar por él en el tramo entre los cruces de la calle 83 con las calles 25 y 26; es más o menos enfrente del Restaurante Mann, donde antes estaba el Mr. Htoo Htoo Bicycle Rental. Por ahí suele estar él, o alguien que sepa dónde encontrarle. Os lo recomendamos al 300%! happy

Una vez en el aeropuerto, vimos que habíamos hecho bien haciendo caso de la hora que nos habían dicho el conductor y Mr. Htoo Htoo, allí no había ni cristo… Teníamos margen de sobra. Facturamos y aprovechamos para comer algo en el pequeño restaurante del aeropuerto. Tomamos unos platos sencillos (también sucumbimos a unas patatas fritas, que se echaban de menos!), y pagamos 6000 kyats entre los dos. Después pasamos a la zona de embarque, donde nos tocó esperar un ratito. Aunque los vuelos salían casi a la misma hora, nos adelantaron un poco el nuestro por sorpresa, así que nos despedimos rápidamente de Fani y Adrián y nos fuimos a embarcar. El avión partió enseguida, y para nuestro disgusto esta vez no nos dieron una de las fantásticas magdalenas que nos habían dado en el vuelo a Mandalay icon_frown


El río Ayeyarwaddy

El vuelo no fue muy largo, y en menos de una hora estábamos en el aeropuerto de Bagan. Ya teníamos alojamiento, el día anterior habíamos reservado por teléfono en el May Kha Lar Guesthouse, y ya estaban allí para recogernos, con el mejor coche que habíamos visto en todo el país hasta el momento. En cuanto tuvimos las mochilas y pasamos el correspondiente control de inmigración encontramos al chico que venía a buscarnos, y al cabo de un rato estábamos ya en nuestro alojamiento. Es una pensión con bastantes habitaciones, limpia y situada a una distancia cómoda para ir andando a cenar o pasear por el pueblo, muy recomendable. Hicimos el check in, y nos dieron una habitación con aire acondicionado y baño que estaba muy bien. Tuvimos que pagar también allí mismo la tasa del gobierno para visitantes de la zona, 10 $ cada uno (válida para todos los días que estaríamos).


Nuestra habitación en el May Kha Lar

Descansamos un poquito, y después salimos, tras rociar bien la habitación con insecticida por si acaso Mosquitos Hablamos con un señor que tenía coche de caballos para que nos llevase al día siguiente a ver los templos, y quedamos con él para por la mañana temprano. Luego fuimos a dar un paseo por el pueblo, para ver sitios donde cenar después y conectarnos un poco a internet (como en todas partes, era lentíiiiisimo!). Acabamos en un sitio donde había una mezcla de diferentes cocinas, el restaurante San Kabar, que fue pionero en la introducción de la pizza en la ciudad. Como tuvo mucho éxito, otros le imitaron. Yo no la probé, pero al parecer la pizza es buenísima. Yo pedí pasta, Migui pizza, y un plato de setas con gambas al estilo oriental para compartir. Todo estaba muy rico! palillos Mientras cenábamos comenzó una fuerte tormenta monzónica fuera, y al rato, entre los relámpagos, se fue la luz. El chico del restaurante, que era majísimo, nos puso unas velas en la mesa, y tuvimos una cena estupenda.


Una cena a la luz de las velas

Nos costó todo 15.500 kyats (en parte por las cervezas, que son más caras que otras bebidas; pero en general Bagan ya es más caro que Mandalay o Yangon). Después, una vez volvió la luz y amainó el temporal, regresamos caminando hasta el hotel y dormimos.


En el siguiente capítulo: Bagan y sus templos

_________________
Una flor con una margarita en la cabeza xDDD

留得青山在,不怕没柴烧. 我主宰自己的命运...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://spaces.msn.com/lolyvilloch
Nymeria
Es hora de volver a casa?
Es hora de volver a casa?


Cantidad de envíos : 4110
Edad : 38
Localización : Santiago de Compostela
Fecha de inscripción : 28/09/2008

MensajeTema: Re: Myanmar y Laos 2009: un viaje monzónico entre pagodas y búfalos   Lun 8 Nov 2010 - 20:23

Aquí tenéis el siguiente capítulo del Diario:

Día 12 de septiembre de 2009. Bagan (1ª parte)

Nos levantamos tempranito y subimos a la terraza a desayunar. Nuestro alimento matutino era similar al de otros días: tortilla francesa, tostadas, coffee mix o té, y un pancake para cada uno.

En cuanto acabamos, cogimos una mochila con lo necesario para pasar el día, y salimos; habíamos quedado con el conductor del coche de caballos a las 7:30. Para ir a ver los templos de Bagan, es conveniente salir bien temprano, para aprovechar las horas más frescas del día, antes de que el calor apriete demasiado hot2

Bagan fue la capital de varios reinos birmanos, que se sucedieron a partir del siglo IX. Los reyes de la época, muy devotos, construyeron allí multitud de templos de diversos estilos, hasta llegar a unos 4.500; pero a finales del siglo XIII fueron invadidos por los mongoles, la ciudad fue arrasada y el reino entró en declive. A partir de ese momento el área de los templos quedó abandonada, y en los siglos posteriores se consideró que la zona estaba maldita y en ella vagaban los espíritus, por lo que la gente no solía adentrarse por allí. Para rematar la faena, en 1975 se produjo un gran terremoto que sacudió las antiguas piedras, destruyendo y dañando gravemente muchos de los templos. A partir de entonces se han hecho muchos esfuerzos para reconstruirlos y restaurarlos, con la implicación de la Unesco. No obstante, no siempre se han respetado los materiales originales en la reconstrucción, lo que se hace bastante evidente en algunos templos.


Bagan, desde la terraza del Ya Za Ka Zedi icon_liebhab

Hoy en día en la zona de Bagan hay más de 2.000 templos, así que, obviamente, es imposible verlos todos. Además, no todos valen la pena. A no ser que se tenga una idea muy concreta de cuáles se quiere ver, lo mejor es dejarse aconsejar por la gente del lugar. En nuestro caso, le pedimos el cochero que nos llevase a los templos que le pareciesen más chulos Icon Wink

Vimos nada menos que 19 en total el primer día, repitiendo en cada uno de ellos la operación de quitarnos las sandalias y volvernos a calzar al salir. En muchos sitios, sobre todo cuando más pegaba el sol, te quemabas bastante la planta de los pies al tener que recorrer ya descalzo la piedra caliente de la terraza que rodeaba la mayoría de los templos… En el caso de los ladrillos era aún más chungo, y tenías que ir pisando donde veías un poco de cemento entre ellos. Abrasaba! hot2
Pero eso no era lo peor: al entrar en los primeros, ya notamos un olor característico que nunca olvidaré... caquita de murciélago! En casi todos los templos viven muchísimos murciélagos, y el suelo suele estar cubierto, en unas zonas más que en otras, por las pequeñas bolitas de sus excrementos. Al ir totalmente descalzos, era un poco guarrada... había que pisar con cuidado y mirando siempre bien dónde ponías los pies; aún así, era imposible no pisar nada chungo en ningún sitio... ahhh No os imagináis lo que nos lavábamos los pies al final del día!

En casi todos los templos no había nadie más, y los disfrutábamos sólo para nosotros icon_liebhab En algunos se podía subir a la terraza del piso superior, y en esos casos teníamos que buscar las estrechas escaleritas que partían de algunas de las paredes, llenas muchas veces de polvo y arañas, que conducían a vistas impresionantes de una planicie salpicada de templos de diferentes estilos. En los más grandes normalmente no te permiten subir a las terrazas. Algunos de los templos eran enormes, otros muy pequeños, unos con grandes budas, otros llenos de frescos… La verdad es que Bagan es un lugar impresionante Icon Smile


Escaleritas de la terraza del Tayok Pyi

Alguna gente, en lugar de pillar un coche de caballos, hace los recorridos en bici para ir más a su aire. Puede ser buena idea, pero nos alegramos de no hacerlo, porque en las horas centrales del día hacía un sol de justicia, y el calor podría haber sido casi insoportable.

Como vimos tantos templos, muchos de ellos parecidos (aunque todos tenían su encanto), no quiero abrumaros con información y fotos de todos ellos, así que a continuación tenéis un pequeño resumen con los más representativo.

Éstos son los templos que visitamos:

1. Iza Gaw Na. Fue el primero de los templos que vimos, bastante chulo, con una gran estatua de buda en su interior.


El templo Iza Gaw Na

2. Grupo Paya Thone Zu. Son tres pequeños templos interconectados, que al parecer tienen murales del siglo XIII, pero no los vimos. Delante había unos cuantos tenderetes de gente dispuesta a vender a cuanto extranjero apareciera por allí scared

3. Tayok Pyi Paya. Esta pagoda no es de las más impresionantes por fuera, pero de la planta inferior parten unas pequeñas escaleras que llevan a una terraza hermosa, desde la que hay unas vistas preciosas. Fue nuestra primera panorámica de la llanura de los templos, y flipamos con la magia del lugar. Justo al salir, nos topamos con dos señoras mayores fumando una especie de puros vegetales muy grandes, algo muy típico del país pero que no se suele ver mucho.


Flipando, desde la terraza del Tayok Pyi




Señoras birmanas fumando

4. Ya Za Ka Zedi (también conocida como Dhammayazika Paya). Cuando llegamos a la puerta, vimos que debíamos atravesar un amplio pasillo al aire libre para llegar al edificio principal, rematado en una cúpula dorada. Lo malo fue que el pasillo estaba lleno de puestecitos para que comprases. Y en esta zona, a veces, son un poco insistentes, al contrario que en el resto de Myanmar. Este templo, de finales del siglo XII, está bastante chulo. Se dice que en él habita un fantasma legendario, y alrededor de la stupa central hay 5 templos más pequeños. A Migui le dolía un poco el pie y decidió esperarme abajo, pero yo subí a la terraza un ratito; desde allí las vistas son preciosas, y se pueden divisar infinidad de templos, entre ellos algunos de los más grandes.


Ya Za Ka Zedi

5. Dhamma-yan-gyi Pahto. Es uno de los templos más espectaculares de Bagan, enorme, con varias terrazas superpuestas que le dan un aspecto similar a una pirámide. En su interior hay unos pasillos altos y estrechos, que llevan a varios budas.


El Dhamma-yan-gyi por fuera, rodeado de campos de cultivo tradicionales


Uno de los Budas del interior

6. Sulamani Pahto. Es otro de los templos más grandes de Bagan, muy hermoso, y arquitectónicamente uno de los más complejos, al estilo del último período del reino. Este templo recibe mucha más luz del exterior que los anteriores. Antiguamente vivían monjes en él, y sus celdas estaban pegadas al muro exterior. En los pasillos se pueden ver aún grandes murales pintados, y hay 4 capillas con budas orientados a los puntos cardinales.
Cuando estábamos allí una persona local llevó a varios guiris de aspecto japonés a las terrazas superiores (obviamente, previo pago sustancioso), a las que está prohibido subir por el estado de conservación del monumento; nos pareció fatal.


Entrando al Sulamani Pahto


Las paredes estaban llenas de frescos policromados



7. Ananda Pahto. Antes de comer ya sólo nos quedaba uno de los templos más famosos del lugar, el Ananda Pahto. Es uno de los más bonitos, y enorme al mismo tiempo, con terrazas escalonadas acabadas en un hti (un tipo de pináculo). Tiene algo más de 9 siglos de antigüedad, y su estilo es el del período medio. Dentro hay varios pasadizos muy altos, con pequeños nichos que contienen estatuas de Buda. En los puntos cardinales hay 4 capillas que contienen unas grandes estatuas de Buda, de 9,5 metros cada una. Dos de los budas son originales, y otros dos, que se quemaron en un incendio en el siglo XVII, fueron sustituidos. Uno de estos últimos es muy curioso, por un efecto óptico; si estás cerca parece que está serio, mientras que si lo ves de lejos te sonríe. Me encantó este templo, es precioso icon_liebhab


El Ananda Pahto por dentro


Buda sonriente


El mismo Buda, ahora serio! icon_verlegen

Después del 7º templo estábamos cansados y hambrientos, así que hicimos una parada para comer junto a la entrada a Bagan Antiguo. En esta zona son muy típicas las cajitas lacadas (son fibras vegetales trenzadas, y recubiertas después de varias capas de laca), uno de los mejores objetos de artesanía que se pueden comprar en Myanmar; pero como teníamos ya una que habíamos comprado en Yangon, no fuimos a ver las tiendecitas-fábrica de Bagan Antiguo, y nos dirigimos directamente a comer.

Fuimos a un restaurante local con el porche abierto al aire libre, el Golden Myanmar, y pedimos una comida típica birmana que incluyera platos vegetarianos. El restaurante tiene muy buena fama, y bien merecida… en minutos teníamos un par de sopas de verduras calentitas, a las que siguieron una olla de arroz e infinidad de platitos pequeños con distintos tipos de curry, tanto de verduras como de carne comer En las otras mesas había bastantes lugareños comiendo lo mismo. Estaba todo muy bueno, aunque cualquiera se acaba semejante cantidad de comida!


En el restaurante chef


Nuestra comida, qué rica estaba! palillos

Cuando estuvimos llenos pedimos la cuenta (5.600 kyats), nos despedimos y regresamos a nuestro coche de caballos para seguir viendo templos.


En breve os pongo la 2ª parte del día! Icon Wink

_________________
Una flor con una margarita en la cabeza xDDD

留得青山在,不怕没柴烧. 我主宰自己的命运...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://spaces.msn.com/lolyvilloch
Nymeria
Es hora de volver a casa?
Es hora de volver a casa?


Cantidad de envíos : 4110
Edad : 38
Localización : Santiago de Compostela
Fecha de inscripción : 28/09/2008

MensajeTema: Re: Myanmar y Laos 2009: un viaje monzónico entre pagodas y búfalos   Jue 11 Nov 2010 - 22:50

Aquí está la 2ª parte del día:

Día 12 de septiembre de 2009. Bagan (2ª parte)

Partimos, y pasamos por la Puerta de Tharaba, una de las antiguas puertas de la ciudad amurallada. Antiguamente había un palacio muy cerca, pero sus escasos restos están siendo excavados y no se puede visitar. Los habitantes de Bagan dicen que esta puerta está guardada por dos nats, los espíritus de un hermano y una hermana que murieron abrasados en un incendio. Al parecer estos nats están en dos pequeñas capillas que hay a cada lado de la puerta. Por la forma en que murieron, la gente les ofrece agua y flores en lugar de otras cosas.

Al poco rato llegamos a los siguientes templos:

8. Nan Paya. Lo que hace especial a este templo son los 4 pilares tallados de piedra que hay en su interior, rodeando una especie de altar. Los bajorrelieves que hay en ellos representan a Brahma con 3 caras y son de los mejores que se pueden ver en Bagan. No está claro del todo, pero se cree que este templo pudo ser hindú antiguamente.


Uno de los pilares de la Nan Paya

9. Templo Manu-ha. Junto a la Nan Paya está este templo, en el que hay unas enormes estatuas de Buda. Al parecer, si subes a la terraza se ve la cara de uno de ellos, sonriendo, pero desde abajo aparecen serios (y no pudimos subir a comprobarlo).


El enorme Buda

10. Apeyadana. Este templo es muy famoso por sus frescos, restaurados por la UNESCO hace unos años; se conservan bastante bien los colores originales y hay algunos muy chulos, aunque para ver algunas zonas es mejor tener una linterna buena.


El Apeyadana

11. Nagayon. Este templo también tiene muchos frescos pintados en su interior, aunque muchos de ellos están rayados o mal conservados. Su nombre significa “protegido por la serpiente”, porque al parecer una serpiente daba su protección al rey que lo hizo construir, allá por el siglo XII.

En los templos en los que se conservan frescos es muy frecuente ver a gente pintando réplicas de las pinturas budistas en tela, llenas de colorido y muy hermosas, que después venden a los visitantes extranjeros. Nosotros pensábamos que las encontraríamos más adelante en el mercado de Nyaung U, pero no fue así; no las volvimos a ver en ningún otro sitio sad


El Nagayon por fuera

12. Gu byauk gyi. Está en la zona de Myinkaba, y en él se encuentran las que se creen que son unas de las pinturas más antiguas de Bagan (S. XII). Es de estilo indio, y las paredes exteriores están en bastante buen estado, de modo que se pueden apreciar los detalles decorativos mejor que en otros templos.

13. Mya Zedi. Es una pequeña stupa dorada de gran importancia histórica, debido a un pilar con inscripciones en 4 lenguas (pyu, mon, birmano antiguo y pali) que hay en este templo.


Mya zedi con su stupa dorada

14. Mi-nyein-gon. Su nombre significa “la colina donde el fuego se extingue”, y es un pequeño pero precioso templo que contiene una estatua de buda y altos y estrechos pasadizos. Pero lo interesante está arriba: desde su terraza se contemplan unas vistas magníficas, que abarcan infinidad de templos (entre ellos los preciosos That byin nyu y Gaw daw palin), y el río icon_liebhab


El Gawdawpalin, a lo lejos


That byin nyu

15. Pahto Tha Myar. Este templo es muy antiguo, probablemente anterior al siglo XI. Tiene pinturas de estilo mon muy deterioradas, que probablemente sean las más antiguas de toda la zona.

16. Gaw daw palin. Este enorme templo, del siglo XI, tiene 60 m. de altura y es uno de los más grandes de Bagan. Por fuera es impresionante, aunque en el interior las estatuas recubiertas de pan de oro que representan a Buda son bastante modernas. Es como un gran edificio colocado sobre otro, pero no permiten subir a las terrazas.


Haciendo el parvo en el Gaw daw palin

17. Shwe gu gyi. Su nombre quiere decir “gran cueva dorada”, y está frente al antiguo palacio real (del que se pueden ver unos pocos restos de muros). Cuando el rey que lo construyó cayó enfermo, su hijo le llevó a este templo y le mató. Se conserva una puerta de madera tallada muy antigua. Subimos a la terraza, desde donde, para variar, había muy buenas vistas.


Puerta tallada

18. That byin nyu paya. Este templo imponente, muy similar al Gaw daw palin, es el más grande de todos los de Bagan, con sus 63 m. de altura. Tiene dos grandes pisos seguidos por 3 terrazas; en el piso superior está la estatua principal de Buda, pero no se puede acceder a ella. Sólo te dejan visitar el piso de abajo, con budas más pequeños recubiertos de pan de oro, y unas cuantas urnas para las limosnas (los únicos lugares en los que se pueden encontrar billetes pequeños!), sobre las que dormitaban unos perezosos gatitos.

19. Shwesandaw Pagoda y Buda reclinado (nº 394 en los mapas). En teoría guarda una reliquia importante, un pelo de Buda. Su terraza es uno de los puntos más altos a los que se puede subir en Bagan, y al que fuimos para ver la puesta de sol.


Pasamos todo el día visitando pagodas, pisando caquita de murciélago, viendo grandes estatuas de buda de todos los estilos y tamaños, subiendo terrazas… lo pasamos muy bien happy

Cuando por fin llegamos a la última pagoda, la Shwesandaw, estaba ya cerca la puesta de sol. Bajamos del coche de caballos y fuimos a dar una vuelta alrededor; aún no había nadie más, sólo algunos niños con el uniforme del colegio en una de las escaleras. Vimos que había un edificio bajo y muy alargado, de ladrillo, junto al edificio principal. Fuimos a echar un vistazo, y justo ahí se nos pegó una niña pequeña muy curriña, con una flor roja sobre el pelo negro y la carita embadurnada en tanaka, que estaba empeñada en que le comprásemos postales o le diésemos muestras de champú, o mis pendientes… Obviamente no íbamos a fomentar la explotación infantil, así que bromeamos con ella y le dijimos que si quería postales le vendíamos las nuestras, que teníamos muchas. La pobrecita se quedó muy sorprendida, pero luego debió pensar que nos iba a convencer para comprar, y se pegó un rato a nosotros.

Entramos en el edificio, y vimos que en su interior oscuro había una enorme estatua de Buda entrando en el nirvana, recostado sobre una gran almohada pétrea. Era muy chulo, y sin embargo nadie hablaba de él ni salía en las guías. En Bagan hay tantos cientos de cosas dignas de visitarse que supongo que se tienen que ceñir a lo más relevante… Pero a nosotros nos encantó esa estatua casi desconocida. Al salir, la niña desistió de intentar vendernos, y compungida regresó junto a los demás.


El Buda, enorme!



El sol iba descendiendo en el horizonte, y decidimos que era hora de subir a lo más alto de la pagoda. Una vez arriba nos pusimos cómodos y esperamos; pero, de repente, algo turbó la paz del lugar: varios buses de guiris de tour llegaron a la vez, como sincronizados, y empezaron a escupir gente que emprendió a toda prisa el ascenso a la pagoda, buscando el mejor lugar para admirar el atardecer. Hala, en un momento ya nos habían jodido el encanto del lugar, que no era poco… sad En cuanto bajaron de los autobuses, un montón de vendedores y niños se pegaron también a ellos, intentando venderles cosas de lo más variopinto, y algunos hasta subieron a la terraza superior del edificio, persiguiéndoles en su afán de vender. Pronto vimos a los señores asturianos que habíamos conocido en Mandalay dos días antes, subiendo fatigosamente las empinadas escaleras. Estuvimos un poco hablando con ellos, y por lo que contaban su grupo era de los que andaba soltando pasta por el mundo adelante, pagando casi sin regatear, y cosas por el estilo. Así se entendía que justo los 4 sitios de Myanmar a los que llevan a los tours-rebaño estuvieran llenos de gente ya corrompida por ese tipo de turismo, llegando a agobiar a veces. Una pena.


La Shwesandaw pagoda


Atardeciendo

Vimos una bonita puesta de sol desde lo alto de aquella pagoda, rodeada de muchas otras con sus altas cúpulas terminadas en pico. En cuanto anocheció, las hordas de guiris descendieron las escaleras y desaparecieron tan rápido como habían llegado; en 5 minutos no quedaba ni uno icon_megagrin Nosotros nos quedamos hablando con los niños que habían subido a venderles cosas; al principio querían que les compráramos también, pero al ver que lo tenían crudo se quedaron simplemente charlando con nosotros. Querían que les enseñáramos frases en español para vender mejor y sorprender a los de los tours (suelen abordarte con “amigo amiga regalo” o “más barato que el Carrefour”). Una de las niñas nos contó que sólo podía ir al colegio por la mañana, por la tarde había tenido que dejar de ir porque sus padres la obligaban a ir a las pagodas a vender. Esto es muy común en la zona: como los niños son más tiernos y suelen dar más penita, les mandan a ellos como vendedores, a hacer un poco de chantaje emocional, para así poder sacar más pasta. Estuvimos un buen rato con los niños, hablando y dejándoles hacer fotos con nuestra cámara para que las vieran después; les gustaba mucho, y lo pasamos todos muy bien. Cuando íbamos a bajar, un chico nos dio un folleto de publicidad de un restaurante indio, el Aroma 2. Era muy ingenioso, y nos hizo gracia, así que decidimos ir a comprobar al día siguiente si lo que prometían era cierto.


Atardecer desde la pagoda


Puesta de sol


Publicidad del Aroma 2 comer

Las niñas con las que hablábamos bajaron con nosotros. Abajo estaban sus padres, vigilantes, y en cuanto estuvimos cerca de ellos volvieron a la cantinela de que les compráramos postales; si las veían sin intentar vendernos se ganarían una buena bronca. Les dijimos que no amablemente, y nos despedimos. En el coche de caballos regresamos despacio a Bagan, comentando lo triste que nos había parecido que por culpa de los turistas aquellos niños tuvieran que perder una buena parte de sus oportunidades de educación sad

Al cabo de un ratito ya estábamos ante nuestro alojamiento. Quedamos con el conductor para el día siguiente, y fuimos un momento a la habitación, para salir ya enseguida a cenar. Repetimos sitio; el día anterior le habíamos preguntado si tenían zumo de sandía, y aunque no lo había nos habían prometido tenerlo para hoy. Efectivamente, esta vez lo tenían, y nos pedimos un par de buenos zumos para acompañar la cena, que resultó estar muy buena, igual que la noche anterior palillos Mientras comíamos volvió a caer un pequeño diluvio monzónico fuera, aunque en esta ocasión duró muy poco.

Después de cenar regresamos caminando despacio al May Kha Lar. Por el camino vimos que el pueblo estaba casi paralizado; todo el mundo se agolpaba en un par de establecimientos donde estaban retransmitiendo un partido de fútbol. No sabemos quién jugaba, pero aquello era todo un acontecimiento social, y delante de los bares se apiñaban decenas de motos de quienes estaban viendo el fútbol. Recordé el periódico que me había enseñado Mr Htoo Htoo, con sus tarjetitas para apostar; seguro que aquello tenía mucho que ver el tema de las apuestas. Estuvimos un rato observando, y después nos fuimos directamente a dormir.


Fútbol!


Hasta aquí este capítulo! pronto, nuestro segundo día en Bagan! Icon Smile

_________________
Una flor con una margarita en la cabeza xDDD

留得青山在,不怕没柴烧. 我主宰自己的命运...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://spaces.msn.com/lolyvilloch
Nymeria
Es hora de volver a casa?
Es hora de volver a casa?


Cantidad de envíos : 4110
Edad : 38
Localización : Santiago de Compostela
Fecha de inscripción : 28/09/2008

MensajeTema: Re: Myanmar y Laos 2009: un viaje monzónico entre pagodas y búfalos   Jue 11 Nov 2010 - 23:10

Ah! me olvidaba... si alguien va a Bagan y quiere seleccionar qué templos ver antes de ir, esta web está genial: Ancient Bagan

Es tan buena, que los de Lonely Planet, tan espabilaos ellos, copiaron textualmente de ahí las partes explicativas de los monumentos, aunque acortándolas un poco... Qué morro! icon_verlegen

_________________
Una flor con una margarita en la cabeza xDDD

留得青山在,不怕没柴烧. 我主宰自己的命运...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://spaces.msn.com/lolyvilloch
Migui
Ciudadano del mundo
Ciudadano del mundo


Cantidad de envíos : 307
Edad : 32
Localización : Santiago de Compostela
Fecha de inscripción : 04/04/2009

MensajeTema: Re: Myanmar y Laos 2009: un viaje monzónico entre pagodas y búfalos   Miér 5 Ene 2011 - 19:59

Bagan! me encantó, aunque era un coñazo andar descalzandose seguido y mas con un dedo roto xDDDD

Aun hoy recuerdo el olor tan caracteristico de esas pagodas xDDD

Un saludo al foro! que hacia tiempo que no me dejaba caer por aqui.. a ver si puedo conectar mas :)
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nymeria
Es hora de volver a casa?
Es hora de volver a casa?


Cantidad de envíos : 4110
Edad : 38
Localización : Santiago de Compostela
Fecha de inscripción : 28/09/2008

MensajeTema: Re: Myanmar y Laos 2009: un viaje monzónico entre pagodas y búfalos   Vie 7 Ene 2011 - 2:53

Migui, me alegro mucho de que hayas vuelto!!! mysmilie_1112

Si a mí me parecía cansino andar descalzándome (y pisar todas esas maravillas), imagino que para ti tenía que ser chunguísimo con el pie así... Lo del olor es una pasada, yo con solo pensarlo recuerdo nítidamente el olor de la caca de murciélago... puaj! icon_baeh

Tengo casi listo el siguiente día, a ver si lo pongo en breve! Icon Wink

_________________
Una flor con una margarita en la cabeza xDDD

留得青山在,不怕没柴烧. 我主宰自己的命运...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://spaces.msn.com/lolyvilloch
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Myanmar y Laos 2009: un viaje monzónico entre pagodas y búfalos   Hoy a las 2:10

Volver arriba Ir abajo
 
Myanmar y Laos 2009: un viaje monzónico entre pagodas y búfalos
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 3 de 4.Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente
 Temas similares
-
» EXPOTERRARIA 2009 " Madrid"
» EXPOSICION MARTORELL 2009
» Mi viaje a Tenerife
» feria de hamm 2009 12 de diciembre
» El primer ministro británico echa al Gato de Downing Street

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Mochileros :: Cuadernos de viajes :: Bitácoras del mundo-
Cambiar a: